jueves, 16 de junio de 2016

Asma, ahogamiento mortal


Dolencia que afecta principalmente a los niños y adultos mayores.

Con la llegada del frío los cuadros de asma aumentan debido al incremento de la humedad, que en el caso de Lima, llega en algunas oportunidades hasta el 98%.

La estadística del asma en el Perú no es exacta. Se estima que esta afecta al 20% o 25% de la población, siendo los niños y adultos mayores las personas más propensas a enfermarse del asma.

Según el Minsa, se calcula que alrededor de 500.000 niños y jóvenes menores de 15 años sufren de asma en el Perú, de los cuales la gran mayoría vive en Lima.

La doctora Doris La Chira, del hospital de la Solidaridad, sostiene que el asma afecta emocionalmente más a los jóvenes que a los adultos mayores, porque les priva de una serie de cosas propias de su edad, como correr, saltar, nadar, etc.
Jennifer Tipula Ticona recuerda que a los 13 años por culpa del asma tuvo que dejar muchas cosas, por lo que su vida se hizo triste.

El asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por la inflamación de los bronquios debido – además de la humedad- a gérmenes y a la constante irritación causada por la contaminación del medio ambiente y el cigarro; lo cual conduce a ataques recurrentes de disnea y sibilancia (sonidos del pecho como silbidos), tos prolongada que puede ir acompañada de expulsión de moco y opresión en el pecho que varían en severidad (leve moderada y severa) y frecuencia de una persona a otra.
Tipula Ticona cuenta que a ella le diagnosticaron asma severa, por lo que requería un control continuo para no poner en peligro su vida.

Según la neumóloga del hospital de la Solidaridad, el asma es una enfermedad crónica e incurable, que dependiendo del caso, puede llevar al paciente varias veces al mes a una clínica u hospital.

En promedio, una persona con esta dolencia puede gastar 150 soles mensuales para el control de la enfermedad y en los momentos más críticos, este monto puede alcanzar hasta 600 soles”, señala Doris La Chira.

Un paciente asmático puede llevar una vida normal en la medida que siga todas las indicaciones médicas. Sin embargo, por razones estrictamente económicas se ha visto que muchas personas abandonan el tratamiento, razón por la cual su salud termina agravándose con el paso de los años.
Jennifer dice que el médico le recomendó usar inhaladores cada vez que sintiera que le faltase aire, hasta saber la causa que provocó su dolencia.

Por falta de recursos económicos lamentablemente no pudo seguir las indicaciones médicas. En esta situación estuvo durante ocho meses.

En los momentos más difíciles de su vida, Jennifer, por invitación de su madre, asistió a las cadenas de oración de la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, donde haciendo uso de su fe logró restablecer su salud.

Hoy, con 20 años, hace todo lo que una joven de su edad sueña; por lo que se siente feliz.

Personas mayores
Además de los niños y jóvenes menores de 18 años, los adultos mayores también son un sector vulnerable para el asma.

Según un estudio del INEI, titulado Situación de Salud de la Población Adulta, en el 2012 el 4,3% de los adultos mayores declaró haber sido informado por un médico que tenía asma; en relación con el 2011, hubo un incremento de 0,6%. (Redacción)

RECOMENDACIONES
La doctora Doris La Chira te hace llegar los siguientes tips:
- Evite el polvo, los ácaros, hongos y pelos de animales.
- Aléjese del cigarrillo y de los lugares donde se fuma.
- Haga ejercicios regularmente.
- Consulte a su médico si tiene tos constante, agitación y falta de aire.

SEPA
El 5 de mayo se celebra el Día Mundial del Asma.