miércoles, 28 de octubre de 2015

Lesiones de párpado: un mal que va creciendo


Los Orzuelos, las verrugas y los chalazios son cada vez más frecuentes. Lo peligroso, es que si crecen, pueden comprometer los ojos.

Generalmente cuando nos referimos a las enfermedades de los ojos hablamos de miopía, astigmatismo, etc. Sin embargo, existen otros males que pueden dañar nuestra vista, como las llamadas lesiones de párpados.
Hasta hace algunos años eran pocos los casos, pero ahora es más común saber de personas con esta dolencia.
De acuerdo con el blog de la doctora Mónica Zampierin, jefa del Servicio de Oftalmología del Hospital Provincial de Rosario, Argentina, existe una gran variedad de lesiones que afectan la piel de la región periocular, como los orzuelos, los papilomas o verrugas, las queratosis seborreicas y los chalazios
La mayoría de estas lesiones son benignas, aunque un 10% pueden convertirse en malignas.
Entre las lesiones de párpado más frecuentes en los consultorios médicos, dice la doctora Zampierin, están los orzuelos y los chalazios.
El chalazio es un tipo de quiste que no causa respuesta inflamatoria del cuerpo, así como no produce dolor, picazón, enrojecimiento o secreción. Solo se produce una inflamación pequeña o grande en la glándula del Meiobomio.
“Si el chalazio no está infectado, la visión no se ve afectada”, sostiene la doctora.
Otro quiste ocular, es el orzuelo cuyos síntomas son la secreción, el enrojecimiento e hinchazón de todo el párpado, pestañas pegajosas, temperatura alta a la altura de la hinchazón y la posible aparición de un punto de pus en la parte interna de la zona afectada.
Algunos quistes son producidos por una bacteria llamada estafilococo áureo, que generalmente se encuentra sobre la piel y puede producir estrés, desnutrición, fatiga, cansancio y susceptibilidad a contraer infecciones. Sin embargo, otros no tienen una causa específica.
Algunos oftalmólogos, como el doctor Walter Benites, del Centro Oculaser, ubicado en Lima, creen que en esos casos dichas lesiones –como el chalazio - pueden ser producidas por razones hormonales.
Según el doctor Benites, si las lesiones son pequeñas se trata solo con medicamentos, en cambio sí son grandes deben operarse.
A Gina Cruz a los 27 años le apareció de la noche a la mañana orzuelos. Le aparecieron primero en el ojo izquierdo y después en el derecho. En total tuvo 11 orzuelos (6 en el izquierdo y 5 en el derecho) que fueron creciendo a medida que pasaban los meses.
Asustada porque le dijeron que podía perder la vista, Gina visitó al oftalmólogo quien le dijo que la única solución para curarla era operarla, ya que los quistes se habían enraizados.
Cuando se preparaba para someterse a la cirugía, Gina fue invitada por su mamá para visitar a la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, donde comenzó hacer sus cadenas de oración los días martes, y luego de preservar, logró sanarse.
Las lesiones de párpados acontecen a cualquier edad, sin embargo son los niños y las personas de la tercera edad los más propensos.
De acuerdo con el doctor Walter Benites, las mujeres son las más proclives a sufrir de este mal, debido a los cambios hormonales.
El oftalmólogo sugiere no esperar a que los quistes se multipliquen, como en el caso de Gina, para ir al médico, ya que si ellos crecen pueden dañar el ojo. (Redacción)

OTRAS CAUSAS
1.- Las personas con inmunodepresión, como los que sufren diabetes, tienen un riesgo mayor de presentar quistes oculares con regularidad.
2.- Las personas que se frotan con frecuencia los ojos o se lavan las manos con poca regularidad son más propensas a desarrollar lesiones de párpados.