miércoles, 28 de octubre de 2015

Perú: mucho emprendimiento, poca inversión


Dos especialistas del Banco Mundial analizan por qué el país a pesar de ser una de las mejores economías de la región lidera la tabla de abandono empresarial.
Una reciente publicación del portal América Economía señaló, citando el reporte Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2014, que el Perú se ubica como la quinta economía con mayor nivel de emprendimiento, y la segunda más importante en la región en lo que respecta al índice de Actividad Empresarial en etapa temprana, con un porcentaje de 28,8%, solo por debajo de Ecuador, que alcanzó el año pasado un 32,6%.
Así también que el Perú lidera la tabla de abandono empresarial más alto de la región. ¿Cómo se entiende esto? Para Daniel Lederman, Economista Jefe de la Oficina del Regional, América Latina y el Caribe del Banco Mundial, la ubicación de los países en el ranking de emprendedurismo no necesariamente coincide con el lugar que ocupan en los índices de innovación, en los que el Perú, según reportes (2014-2015) como el del Foro Económico Mundial (WEF) ocupa el puesto 99 de 144 economías, o el del informe The Global Innovation Index 2015, en el que el país figura en el puesto 71 de 141 economías.
“El porcentaje de emprendedores en la región es mayor que en otras partes y, quizás inesperadamente, el porcentaje de empresas formales también es elevado, de lo que se deduce que el sector emprendedor es mucho más que un gran sector informal. No obstante, la región está rezagada en lo que se refiere a la naturaleza de las empresas creadas. Cuando nacen, las empresas suelen ser más pequeñas -en términos del número de empleados- que en otras regiones con niveles similares de desarrollo y el proceso de crecimiento no alcanza a compensar la brecha inicial en el empleo. Incluso las empresas más grandes de América Latina crean menos empleo que las empresas más grandes de otras regiones. Esto sucede porque en esta parte del mundo, por diversos factores, no se hace la suficiente inversión en Investigación y Desarrollo”, dice Lederman.
Por su parte, el economista Jaume Villanueva, profesor principal de ESADE Business & Law School, señala que esto sucede porque emprendedurismo e innovación son dos conceptos distintos. “Mientras “emprender” será lo mismo que montar una parada de venta de pasteles frente a un banco, emprendedurismo es tener un trabajo independiente, con una carga de innovación”, sostiene.
En ese sentido, explica el reporte de Lederman, el aporte de los emprendedores con enfoque en innovación será la diferencia entre la supervivencia y el autoempleo asalariado. (Agencias)