miércoles, 21 de octubre de 2015

Salud mental: Un problema pendiente


En el Perú seis millones de personas tendrían algún problema de trastorno mental, siendo la ansiedad y la depresión las más comunes. Esta realidad se espera revertir con el plan elaborado por el Minsa.

El 14 de octubre no fue un día cualquiera para Carlos Barrantes Vásquez (42 años). Ese día agobiado por las deudas y los problemas de pareja que tenía decidió acabar con la vida de su menor hijo y su esposa a balazos, para luego de su criminal acción suicidarse.
La macabra escena fue descubierta a las 6:30 a.m. por Laura Bertrán Molina (74 años), quien había llegado al departamento del asesino para ayudar a su hija Fabiola del Carmen Bertrán (36 años) con el cuidado de su nieto.
Para el psiquiatra Abel Sagástegui Soto, la reacción de Carlos Barrantes de matar a su familia y luego suicidarse demuestra que él estaba pasando por una depresión severa, que al no ser detectada por nadie terminó desencadenando este hecho de sangre.
En el país los trastornos mentales generalmente no son vistos por la población como problemas, por eso las personas no saben interpretar lo que sienten, y lo que sienten los demás.
Sagástegui Soto cree que la tragedia que le tocó vivir a la familia Barrantes-Bertrán pudo evitarse si el asesino en vez de pasar por alto la depresión que lo consumía hubiera buscado ayuda profesional.
Según el director del Instituto Nacional de Salud Honorio Delgado-Hideyo Noguchi, doctor Humberto Castillo Martell, en el país seis millones de peruanos sufrirían de algún problema de salud mental, que requeriría de apoyo.
Esta realidad explicaría, según el director, el alto grado de violencia que a diario los medios de comunicación dan cuenta.
En el 2012, un Estudio Epidemiológico de Salud Mental en Lima Metropolitana y Callao realizado por el instituto Hideyo Noguchi reveló que cada 22 minutos una persona intenta suicidarse en la capital, siendo los principales motivos: problemas con la pareja, separación y problemas con los padres.
En el Perú, el 70% de los suicidios está relacionado con la depresión, una enfermedad que muchas veces es confundía con la tristeza.
La depresión no solo afecta a la persona y a su entorno familiar, sino que también tiene un impacto en la productividad del país.
Según el doctor Humberto Castillo, una persona sumida en un episodio depresivo, que dura alrededor de tres meses, deja de producir cerca de  S/.3.000.
Además del episodio depresivo, el estudio también reveló que los otros desordenes psiquiátricos más comunes en la capital son la ansiedad y los problemas con el alcohol y las drogas.
Sobre este último punto, el psiquiatra Abel Sagástegui sostiene que cuando una persona tiene problemas de salud mental las drogas lo que van hacer es profundizar más las dolencias, incluso convertir al individuo en un asesino.
Hace algunos días, por ejemplo, Luís Infante Castillo (38 años) bajo los efectos del alcohol  asesinó con un cuchillo a Adelina Palomino Chávez, quien un día antes le había dado albergue en su casa en un intento porque el joven supere sus problemas de adicción.
Casos como el de Infante Castillo suelen suceder reiteradamente, sobre todo ahora que el consumo de drogas en el país ha aumentado, tal como lo señala el último el Estudio Epidemiológico del Consumo de Alcohol elaborado por Cedro.
Si bien muchos creen que los trastornos mentales solo se presentan cuando una persona afronta una situación difícil, los psicólogos y psiquiatras aseguran que estos conviven con nosotros todos los días, se forman desde muy temprano.
Según el doctor Castillo Martell, una persona que no ha recibido desde pequeño suficiente afecto cuando sea grande va expresar su enojo, tristeza, frustración de manera errada, por eso debemos aprender desde la temprana edad a saber calmar nuestras emociones.
Un mal incomprendido
A pesar que todo lo que nos rodea influye en nuestra salud mental, las autoridades nunca le prestaron atención a los trastornos mentales, de ahí el ínfimo presupuesto que le destinaron, y que actualmente llega a 89 millones de soles.
Esta realidad ha hecho que los hospitales (ni que decir de los centros de salud y  postas) no estén preparados para tratar trastornos mentales porque no tienen instalaciones ni el personal médico y de enfermería especializado para ello. De hecho existe un déficit de psiquiatras y psicólogos en el país.
Ampliar la cobertura y mejorar la atención de los trastornos mentales como la esquizofrenia es lo que se ha propuesto hace poco el Ministerio de Salud (Minsa) con la mueva modalidad de atención de la salud mental, cuyo reglamento fue aprobado y publicado recientemente.
De acuerdo con este plan, el Minsa capacitará a los médicos del primer nivel de atención (consultorios y diagnóstico) para que puedan identificar casos de salud mental.
También se prevé la implementación de una red de atención de salud mental en regiones y distritos del país, con la construcción de un centro de salud comunitario por cada 100.000 habitantes, para así evitar que las personas que sufren de estos trastornos tengan que venir a los hospitales especializados de Lima.
Si bien el plan es ambicioso, lo que preocupa es el aspecto económico para poderlos implementar al 100%. La última palabra lo tiene el Ministerio de Economía.
La salud mental no solo afronta actualmente un déficit material y humano, sino también de estigma social. Según el instituto Noguchi, más del 50% de las personas con trastorno mental no se atiende por el temor del qué dirán, y opta por superar sola la enfermedad.
  “De que vale duplicar el número de psicólogos en los colegios y hospitales así como de psiquiatras si la gente calla, precisamos también trabajar en este aspecto”, afirma el doctor Humberto Castillo. (Redacción)

SECTOR SOCIAL

El Estudio Epidemiológico de Salud Mental en Lima Metropolitana y Callao sostiene que la depresión se da mayormente en los niveles D y E (pobreza y pobreza extrema); mientras la ansiedad y angustia, se presentan más en los niveles socio-económico A, B y C.

TRASTORNOS MENTALES MÁS COMUNES
Ansiedad                       25%
Depresión                      20%
Alcoholismo                  12%
Esquizofrenia                 1%

CIUDADES CON SERVICIOS PÚBLICOS ESPECIALIZADOS
Lima
Trujillo
Arequipa
Cusco
Piura

 SINTOMAS DEL TRASTORNO MENTAL
Inestabilidad
Cólera excesiva
Aislamiento
Antisocial

PERSONAL ESPECIALIZADO
700 psiquiatras
22.756 psicólogos       El 70% vive en Lima

NIÑOS Y ADOLESCENTES
El 18% de los suicidas en el país son menores de 20 años. En el caso de ellos, las causas de la fatal decisión son el consumo de drogas y la presión social.

RECURSOS
Solo el 2% del presupuesto del sector Salud es destinado a los trastornos mentales.

Fuente: INS