miércoles, 7 de octubre de 2015

Perú: capital de la economía mundial


Diversos sectores podrán beneficiarse luego de la cumbre del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional en Lima.

Después de 48 años, la reunión anual de presidentes de bancos centrales, ministros de economía, ejecutivos del sector privado, de la sociedad civil y representantes de círculos académicos regresó a Latinoamérica, siendo nuestro país el escogido.
El ministro de Economía Alonso Segura señaló el día de  la inauguración del magno evento (6 de octubre) que para el Perú es una gran oportunidad para que nuestros empresarios y académicos establezcan redes para construir futuros negocios o emprendimientos en conjunto. ¿Qué tan ciertas fueron sus aseveraciones?
Según el economista Jorge Guillén, docente de la Universidad Esan, el ministro Segura no exageró en sus palabras, toda vez que el evento a mediano plazo deberá servir para impulsar sectores no tradicionales como el turismo, la agroindustrial, servicios.
De igual manera piensa Javier Zúñiga, de la Universidad de Lima, quien cree que a corto plazo la minería podría ser el otro sector a beneficiarse con más inversionistas, a pesar de los conflictos sociales existen con algunos proyectos como Las Bambas.
En una coyuntura como la que vive el Perú, con una desaceleración económica que no para desde el 2012, con el ruido político creciendo al igual que la inseguridad ciudadana, la realización de este evento mundial nos cae bien, ya que demuestra que las entidades internacionales aún confían en nosotros.
Tanto Zúñiga como Guillén recomiendan al gobierno tener muchos cuidado con la agudización de los problemas sociales, ya que ello perjudicaría los acuerdos que nuestros empresarios puedan concretar durante el evento.
Además de los problemas sociales que agobian al país, un hecho que también preocupa al docente de la Esan, es la poca ejecución de gastos del gobierno en obras públicas.
“En la medida que los empresarios no cuenten con buenas carreteras, comunicación masificada, etc., va ser muy difícil que ellos continúen invirtiendo”, sostiene Guillén.
La falta de buenos proyectos en varias regiones del país, originó que muchos gobiernos regionales y locales, a la que también se suman algunos ministerios, no hayan podido ejecutar eficientemente sus presupuestos asignados en los últimos años.
La región Áncash, por ejemplo, hasta el mes de agosto solo había gastado el 48% de su presupuesto.
Esta situación, según Guillén, provoca que el sector privado prefiera otro momento para invertir, lo cual impacta en la generación de empleo.
El Poder Ejecutivo consciente de ese retraso, en abril último dictó medidas extraordinarias en materia económica y financiera para asegurar la ejecución del presupuesto del 2015. (Redacción)

1967
Río de Janeiro fue la última ciudad que albergó la reunión del grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.