miércoles, 16 de diciembre de 2015

Cáncer de colon, mal que avanza


Cada año mueren 2.000 personas por culpa de los malos hábitos de vida.

Hasta hace 30 años, esta enfermedad no era muy común en los países en vía de desarrollo, como el nuestro. Sin embargo, con la adopción del mal estilo de vida (consumo de comida chatarra, sedentarismo, abuso del alcohol y tabaco) de los países industrializados, el cáncer de colon comenzó a incrementarse alarmantemente en América Latina, a tal punto, que hoy, en el Perú, mueren al año cerca de 2.000 personas por causa de este mal.

Según un estudio del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), denominado Radiografía del Cáncer, durante el 2004 y 2005, se diagnosticaron en Lima Metropolitana 1.248 casos de cáncer de colon; con una tasa de incidencia estandarizada de 7,5 casos por 100.000 habitantes. El cáncer de colon representó el 4,2% de todas las neoplasias malignas vistas en este período, con una pequeña predominancia en el sexo femenino (53,3%).

De acuerdo con el doctor Néstor Juárez Herrera, de la Liga Peruana de Lucha contra El Cáncer, esta enfermedad guarda una estrecha relación con el nivel socio-distrital, debido a que algunos de los factores que desencadenan este mal están relacionados con el consumo de la comida chatarra y el sedentarismo, hábitos que suelen presentarse en la gente de la clase media para arriba.

Estadísticas del 2014 del INEN revelaron que en Lima Metropolitana los pobladores de Miraflores y San Isidro presentaron mayores casos de cáncer de colon que los de Carabayllo y San Juan de Lurigancho.

Síntomas
A pesar que esta enfermedad, como los demás tipos de cáncer, es asintomática (no presenta síntomas), existen algunas señales que nos pueden alertar. Según el doctor Iván Chávez Passiuri, del INEN, si la persona presenta palidez, debilidad, dolor abdominal, estreñimiento, sangre en las heces, diarrea, pérdida de peso inexplicable, podemos estar hablando del cáncer de colon.

En estos casos, recomienda acudir inmediatamente a un médico, para a través de varios exámenes (prueba de sangre en la heces, radiografía con enema de bario, colonoscopía, tomografía computarizada, etc.) confirmar o descartar la existencia de este mal.

A Alex Moura, los malos de vida que había adquirido, le llevaron a pesar más de 116 kilos. Este sobrepeso, aunado al sedentarismo que tenía, le causó con el tiempo a sufrir del cáncer de colon.

Tratamiento
Si la enfermedad está en los estadíos iniciales, las posibilidades de cura son casi del 90%, señala el medico Iván Chávez, quien sostiene que en estos casos la cirugía es el único medio potencialmente curativo.  En cambio, si está en la fase 4, las chances de curación son solo del 5%, debido a que el cáncer ya comprometió a otros órganos vitales del cuerpo.

De ahí la importancia de realizarse chequeos, a pesar de no sentir ningún síntoma. En el cáncer de colon, estas deben hacerse, dice el doctor Néstor Juárez, luego de los 50 años. Y a partir de esa edad, cada 5 años.

Alex Moura recuerda que en su caso, él se encontraba en la fase 4. En esa etapa dura de su vida, mientras asistía a las quimioterapias, Alex, que ya asistía a la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo, decide usar su fe para curarse. Hoy, a sus 33 años, goza de salud, y es un hombre feliz.

Alimentos que ayudan
Además de la necesidad de hacer ejercicios, dejar el tabaco y el alcohol, se requiere de una alimentación sana. Esto supone, según el doctor Juárez Herrera, una dieta rica en fibras, que incluya pescado, frutas secas, leche y queso de soja, avena, quinua, linaza, etc. Así también el consumo de no menos de un litro de agua diaria. (Redacción)