miércoles, 23 de diciembre de 2015

Lupus: enfermedad poca conocida


Afecta principalmente a las mujeres, no tiene cura, es muy doloroso, y solo puede ser controlado con medicamentos caros.

La vida de Octavila Ríos Aguilar a los 48 años cambió radicalmente cuando los médicos le confirmaron que los dolores y las inflaciones de las manos, pies, codos y rodillas eran causados por una extraña enfermedad llamada lupus, el cual no tiene cura.

A pesar de las molestias, Ríos Aguilar durante dos años pudo llevar su vida con cierta tranquilidad, sin embargo, al tercer año le fue imposible movilizarse.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el lupus afecta principalmente a las mujeres, y en muy raras ocasiones, al hombre.

Por ser poco común, algunos de los síntomas de esta enfermedad suelen confundirse con otras. Sin embargo, el lupus es una enfermedad en el cual el sistema inmunológico del cuerpo ataca por error el tejido sano, pudiendo afectar la piel, las articulaciones, los riñones, el cerebro, el hígado y otros órganos del cuerpo.

El lupus no suele ser mortal, es más bien una enfermedad crónica, que solo puede ser controlada a través de un tratamiento. Aparece a cualquier edad, pero con mayor frecuencia entre los 10 y 50 años.
Según el doctor Carlos Glave Testino, reumatólogo de la clínica San Felipe, existen dos tipos de lupus. Uno es el lupus cutáneo, llamado así porque afecta solo a la piel. Y el otro, es el lupus eritematoso sistemático, que es el más peligroso, ya que además de atacar a la piel también afecta a otros órganos del cuerpo. Este fue el lupus que afectó a la señora Octavila Ríos.

A la fecha se desconoce la causa del lupus, sin embargo, el doctor Glave Testino cree que existen varios factores que favorecen su aparición, como los genes, las hormonas, los virus, el sol, etc.

El lupus es una enfermedad oscilante. Hay periodos de calma que se intercalan con severas recaídas.

El doctor Ricard Cervera, profesor del departamento de medicina de la Universidad de Barcelona, España, dice que los rayos ultravioletas, la luz de los fluorescentes y el estrés son los causantes de estas recaídas, por eso recomienda a las personas que sufren de lupus no exponerse al sol, y si deben salir a la calle, hacerlo usando cremas para las manos y el rostro, así como camisas de manga larga, aún en verano. Asimismo, aunque suene casi imposible, controlar el estrés a través de terapias de relajación.

Tratamiento
No existe un medicamento que cure el lupus, los que hay solo ayudan a controlarlo. Así tenemos que el paciente deberá usar antiinflamatorios no esteroides, cremas con corticosteriodes, medicamentos antimaláricos, etc.

Para controlar la enfermedad, el paciente deberá seguir estrictamente las recomendaciones del médico. El único detalle, es que el uso de esas medicinas es cara, por eso no todos pueden comprarla. 

Octavila era una de esas personas que le era difícil adquirir todos esos medicamentos. Por ello se deprimió aún más. En esas circunstancias de su vida, ella nos cuenta que empezó a participar de las cadenas de sanidad, donde, con la ayuda de su fe, logró curarse del lupus. Hoy, con 63 años, lleva una vida feliz. (Redacción)

SABÍA

En el país existe la Asociación Peruana de Lupus, que actualmente tiene 350 integrantes. Su fin es orientar a los pacientes para que conozcan la enfermedad. Así mismo, contactarles con los mejores médicos. Dos veces al año publican un boletín virtual. El 10 de mayo se conmemora el Día Mundial del Lupus.