miércoles, 16 de diciembre de 2015

Relación ideal: ¿Cómo construirla?


En un mundo donde muchas parejas fracasan, ya sea por incompatibilidad u otras razones, la importancia de elegir un buen hombre se hace importante.

Las mujeres siempre están en busca de la pareja perfecta con la que compartirán su vida a largo plazo. Saber elegir con inteligencia no es fácil, se requiere conocer algunas pautas para minimizar los equívocos.

La psicoterapeuta Carmen Gonzales dice que antes de pensar en procurar una pareja, una primero debe ordenar sus emociones para elegir bien, y ello supone curar las heridas de la infancia que están instaladas en el inconsciente.

Según la profesional, la pareja no produce emociones nuevas, todas son repeticiones de la infancia. 

Es decir, si sufriste de niña por la falta de un padre o porque ellos se peleaban frente a tu persona, de grande, inconscientemente, vas a procurar un hombre que no te entienda para continuar sintiéndote sola. 

En su blog personal, la escritora Cristiane Cardoso orienta a las mujeres a observar el carácter del hombre para saber si es sincero, honesto, cualidades imprescindibles para llevar adelante una relación de pareja.

Asimismo recomienda evitar a los hombres inmaduros, puestos que ellos gustan de exhibirse y tienen miedo de comprometerse, ya que son inseguros e ingenuos.

De igual manera, refiere procurar a los hombres inteligentes, ya que ellos piensan antes de actuar o decir cualquier cosa. Esto los capacita a pensar en las consecuencias, dando a las mujeres aquella admiración extra, respeto y seguridad acerca de ellos. “Con tantas mujeres allá fuera insinuándose a hombres ya comprometidos, esta es, ciertamente, una calidad crucial para que haya fidelidad”, sostiene Cristiane.

La compatibilidad es esencial para evitar problemas. Cuanto más cosas en común tengan la pareja, el relacionamiento, señala la escritora, tendrá más éxito.

El hombre que teme a Dios nunca traicionará a su esposa, especialmente cuando ella no estuviera cerca.

Carmen Gonzales señala que si la mujer quiere saber si ese hombre es el más idóneo, lo que debe hacer es preguntarse si ese chico sería la más idónea para su hija. “Esa es una regla de oro que no falla”, dice