miércoles, 2 de marzo de 2016

La crisis de las exportaciones


Por falta de valor agregado y de diversidad de nuestras materias primas, hoy el Estado recauda menos, y las empresas pasan por momentos difíciles.

Con la reducción de los precios de los commodities, nuestras exportaciones vienen experimentando una significativa caída, que no solo están afectando a los empresarios, sino también a los trabajadores, y al mismo Estado, que desde el 2013 ha comenzado a recibir menos ingresos, vía impuestos.

Según la Asociación de Exportadores del Perú (Adex), el 2015 la crisis exportadora estuvo presente en 18 de las 25 regiones del país, siendo el departamento de San Martín el que registró la mayor caída en los 11 primeros meses del año pasado, pues sus exportaciones pasaron de US$ 150 millones a solo US$ 78 millones, es decir, una reducción del 48,16%.

Le siguieron Tumbes con 34,39% menos durante el periodo mencionado, e Ica con un retroceso de 33,88%.

Eduardo Amorrortu, presidente de Adex, sostiene que las mayores caídas se dan en regiones que no son productoras de minerales y su exportación se basa solo en los productos agroindustriales, como San Martín e Ica.

Micro y pequeñas empresas
La débil competitividad en el que se desarrollan las exportaciones en el Perú ha hecho que un grupo reducido de compañías concentre el grueso de las ventas al exterior, y que se limite el desarrollo de las Micro y Pequeñas empresas. 

Según Adex, si bien las grandes empresas representan solo el 5,8% del número total de empresas exportadoras que son cerca de 8.000, estas concentran el 83,4% del monto total que el Perú vende al exterior. En cambio, las Micro y Pequeñas empresas, que en número representan el 93% del total de compañías, sus ventas apenas llegan el 13% del total exportado por el país en el 2015 que sumó US$ 33.291 millones.

Concentración de destinos
La concentración de las exportaciones también se refleja en el destino de los productos peruanos. En el sector no tradicional, el 75% de los exportado el 2015 llegó a 12 países, donde un solo mercado, Estados Unidos, concentró el 27,6% de la demanda.

En Europa, Países Bajos concentró el 6,6% de las exportaciones no tradicionales peruanas, mientras que en Chile, Ecuador y Colombia acumulan un 17,8% de las ventas.

El gerente de Estudios Económicos de Adex, Carlos Gonzáles, explicó que esta alta concentración, tanto a nivel de empresas como en destinos revela que el Perú todavía está lejos de consolidarse como un país exportador y que somos muy sensibles a cualquier cambio en las condiciones del mercado internacional y a la pérdida de competitividad en comparación con nuestros competidores.


“Frente al difícil contexto internacional surge el reto de profundizar en reformas estructurales que incrementen la competitividad de las exportaciones con valor agregado y así incrementar su participación en más mercados”, afirmó González. (Agencia)