miércoles, 19 de septiembre de 2012

Menos inversión minera


Los innumerables conflictos sociales que afronta el país tarde o temprano tenían que pasarle la factura a nuestra economía. De acuerdo con la Sociedad Nacional de Minería (SNMPE), este sector el 2013 se retraerá en un 33 por ciento con relación a este año.
Para la jefa del Comité de la SNMPE, Eva Arias, las expectativas ahora apuntan a inversiones por US$ 4,000 millones. Este año se estarían recibiendo en total US$ 7,200 millones.
Por su parte, Bárbara Bruce, country manager de Hunt Oil, sostiene que producto de las protestas sociales y los retrasos en la entrega de permisos para el desarrollo de los proyectos se declararon en estado de emergencia 23 áreas de la industria de petróleo y gas.
Sobre los retrasos de las entregas de permisos para la explotación minera, el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, sostuvo que estas no se otorgaron debido a la falta de estudios de impacto ambiental, que como es sabido es un requisito indispensable para que el Estado pueda dar luz verde a una explotación.
En el 2011, la inversión gasífera y petrolera del país alcanzó los US$ 1,400 millones en 15 pozos, mientras que en el 2010 esta cifra llegó a los US$ 1,300 en seis pozos. 
Proyectos paralizados 
Entre diciembre del 2011 y julio del 2012 se han postergado 15 medianos y grandes proyectos mineros en 12 departamentos del Perú, cuya suma de inversión alcanza los US$ 17,026 millones, cifra que no considera la reciente suspensión del proyecto Conga, en Cajamarca, con el cual el valor se elevaría a los US$ 21,826 millones.