jueves, 6 de septiembre de 2012

“Para mí la fama no significa nada”


Periodista y peleador, así es el campeón mundial de Kickboxing, Miguel Sarria quien a punta de esfuerzo consiguió su ansiado trofeo. Señala que nuestro país es cuna de campeones y que pronto seremos potencia mundial si nos proponemos.  

-¿Desde pequeño estabas mentalizado en ser campeón mundial en esta disciplina?
-En realidad no, yo comencé a entrenar sin pensar que iba a ganar un título mundial. Fue así como me hice campeón nacional amateur, título que me permitió pelear en el extranjero. Posteriormente me dediqué de manera ya profesional donde igual conseguí muchos logros, hasta que se dio este galardón. 
-¿Pero paralelamente hacías periodismo?
-Sí, incluso todavía estaba en la universidad cuando practicaba, pero lo deje hace dos años porque el tiempo era corto, además quería hacer vida de deportista que es entrenar todos los días.
-¿Tu prioridad fue siempre pelear?
-Dentro de mi mente siempre fue pelear, ese es mi sueño y felizmente lo estoy logrando. 
-¿Qué dijeron tus padres cuando decidiste dejar el periodismo para dedicarte de lleno a este deporte?
- Felizmente me apoyaron en todo, pero siempre con la preocupación ya que prácticamente estaba solo sin ningún auspiciador. Gracias a Dios conocí a personas muy buenas que me apoyaron como Pepe Gordillo y el señor Javier Alvarado.
-¿Y tus amigos?
-Muchos se rieron y criticaron por abandonar mi carrera y dedicarme a este deporte, pero yo nunca los escuché ya que tenía una meta que cumplir y mira, a tanta insistencia puedo decir que soy campeón mundial.   
-¿Tu padre como psiquiatra te ayudó para sortear las dificultades?
-Sí, con el analizamos todo. Él ve la parte psicológica y yo la técnica. A ahora yo soy de los luchadores técnicos que analizan primero al rival para recién allí poder atacarlo con todo mi arsenal.
-¿Cuál es la característica de un peleador técnico y un noqueador?
-Un peleador técnico generalmente gana por puntos es por ello que tiene que entrenar el doble para tener un buen estado físico, caso contrario sucede con el noqueador que confía en la potencia de su golpe. Sin embargo, lo malo de esto es que si en los dos primeros round no lo tumbas te vas a cansar, lo que al final puede pasarte la factura.
 -¿Tienes objetivos con este deporte?
-Profesionalizarlo al máximo y te lo digo porque no soy el único, se que atrás de mi existe una camada de jóvenes con hambre de gloria y que en poco tiempo darán que hablar.
-Tienes 33 años, ¿ya piensas en el retiro?
-Sinceramente no porque en la actualidad existen peleadores de 50 años. Sucede que este deporte no sufres mucho castigo a comparación del box donde a los 27 años ya debes pensar en retirarte, en cambio en el kickboxing los golpes se enfocan en todo el cuerpo más no en la cabeza como ocurre con el box. Además nunca he tenido una lesión grave así que hasta este momento voy bien.
-¿Crees qué ya has llegado a tu techo?
-No, mi punto más alto es retirarme en cuatro años como máximo.
-¿Piensas exponer tu titulo este año?
-Es muy probable que se pelee en Argentina en una transmisión que lo verá todo el continente, pero sino se da, normal estoy preparado para defender y ser campeón por un buen tiempo.
-¿Qué viene para ti ahora en adelante?
-Posiblemente en noviembre estaré en México para una velada de kickboxing. Después en diciembre asistiré a Cancún donde habrá una convención anual también de kickboxing donde podré tener la suerte de conocer a Sugar Ray Leonard y a los grandes campeones mundiales de esta disciplina y también de Muay Thai.
- Deportivamente, ¿quién es tu ídolo?
-Sinceramente es Dios y mis padres ya que sin ellos no estaría aquí. Ellos son mi verdadero motivo para moverme dentro del ring.
- ¿José Gordillo es el gestor de que todo el kickboxing en nuestro país este en alza?
-Sí, es una persona que tiene una visión muy bien encaminada y eso me agrada, además es honesto y trabajador, aspectos fundamentales que uno siempre busca y felizmente lo encontré. 
-¿Qué piensas hacer cuando te retires?
-Definitivamente estaré en la organización de eventos  ya que quiero que salgan más campeones del mundo 
-¿Crees qué tengas tus laureles deportivos en el frontis del Estadio Nacional?
-Sinceramente nadie me dijo nada, pero es obvio que para un deportista es un sueño ver su nombre ahí. 
-Ahora que eres campeón mundial, tu vida cambio radicalmente, ¿cómo lo asumes eso?
-Normal, sigo siendo el mismo chico de siempre, para mí la fama no significa nada.
-¿Cómo te gustaría que te recuerden?
-Por mis logros y por todo lo que le estoy dando al Perú. Nada más.