miércoles, 30 de septiembre de 2015

Hay una doble moral en el Perú por la despenalización del aborto por violación


Frente al debate de la despenalización del aborto por violación sexual y el incumplimiento de los objetivos del desarrollo del milenio en sobre este tema, conversamos con el doctor Luis Távara, sobre todo ahora que se ha incrementado el embarazo adolescente.

- En la investigación sobre el Impacto del embarazo en la salud de los adolescentes, a cargo de Promsex, se revela que el 87,8% de las jóvenes que quedaron embarazadas fueron fruto de relaciones sexuales voluntarias, y el 80%, no fue ni planeado ni deseado. ¿En qué está fallando el Estado? ¿Qué medidas de prevención no se están brindando?
- El primer dato hay que tomarlo con pinzas. Porque hay variables que nos quedan pendientes por redescubrir. Por ejemplo, la edad promedio de las adolescentes es de 15 años, esta edad contrasta con la de su pareja que tiene un promedio de 22 años. Las parejas, con alguna frecuencia, se acercaban a ellas y a las familias con regalos, pagaban su colegio… entonces, hay seducción.
Respecto de lo otro, la educación en general tiene sus problemas, y más aún la educación sexual que, o no se da-que es lo más común- o se difunde de manera inadecuada por un personal que no está bien entrenado.  Y como en la casa prácticamente no hay educación sexual, entonces las chicas se ven desprotegidas de ese lado. Por otro lado, las adolescentes que usan anticoncepción lo usan de manera inadecuada o no lo usan. Y hay otro grupo de muchachas que cree que no van a salir embarazadas en una primera relación sexual.
- En el nuevo Código de las Niñas, Niños y Adolescentes, el peso de  la educación sexual recae sobre la familia, y no sobre el Estado.
- Los padres que trabajan fuera del hogar difícilmente tienen un horario de encuentro con los adolescentes, de otro lado ¿quién ha educado a los padres en educación sexual y cómo la han recibido? Aunque es cierto que sería lo más conveniente que sean las personas más cercanas los que se encarguen de ello; sin embargo, en el terreno práctico eso funciona muy poco.  Los maestros deberían jugar un papel importante, obviamente los maestros capacitados, entrenados en este tema. No hay que esperar a que  los chicos tengan 15, 16 años para brindar educación sexual,  hay que informarles desde niños.
- También existe dificultad para que muchas mujeres puedan acceder a la anticoncepción oral de emergencia (AOE)
- El Tribunal Constitucional falló diciendo que en farmacias privadas no hay problema, o sea las personas que tienen información y medios económicos lo pueden adquirir. En cambio, en los establecimientos de salud, las mujeres que más lo necesitan no pueden recibirlo.
- El embarazo adolescente es considerado como uno de los problemas de salud pública más prevalentes e importantes. ¿El Estado peruano lo está asumiendo como tal?
- El mejor ejemplo de que eso es así, es que hay un plan nacional concertado entre muchas instituciones entre el Estado y privadas. Pero ese plan nacional no se cumple  con la educación sexual. No hay ambientes, ni horarios diferenciados en los establecimientos de salud para atender a las adolescentes, se les entrega el servicio en medio de toda la masa que concurre -que no siempre es lo  mejor- , porque ellas necesitan un espacio de privacidad y  confidencialidad y  que  les permita expresarse con una persona que les va a atender.
- En la publicación se subraya la importancia del impacto del embarazo en la salud mental, algo que se deja de lado porque siempre suele centrarse la atención exclusivamente en la salud física. ¿Por qué no se valora la salud mental?
- Lo que pasa es que tradicionalmente la atención prenatal se enfoca en un marco de salud física: cómo está la presión arterial, el crecimiento del útero, los latidos fetales, la posición del niño, eso se arrastra hasta el momento del parto, pero se descuida un poco cuál es la vida emocional de la muchacha; cuáles son sus preocupaciones, cómo anda el entorno familiar y social. Por eso se deja de percibir que la chica atraviesa por una situación tremendamente difícil, comenzando porque es un embarazo no deseado, no planeado seguido de la incertidumbre que va a pasar durante el embarazo y el parto. Qué medios cuenta para poder atender las necesidades de un niño que viene en camino, si va a poder reinsertarse o insertarse en un trabajo, todas esas cosas agobian la mente, y por eso es que un 55% de las chicas tuvieron síntomas desde el lado emocional, tristeza, angustia, malestar insomnio, pesadillas, otros.
- Ese agobio que siente la adolescente además se corresponde con el estigma social que existe por ser joven y quedarse embarazada.
- Desde el embarazo ya  hay estigma social: a nivel del establecimiento de salud, a nivel de las familias, las amistades se alejan. No hay soporte del lado emocional para estas chicas,  obviamente todo esto representa para ellas una situación conflictiva que afecta su salud emocional. Además, el 77% de las adolescentes abandona sus estudios y el 95% o no trabaja o dejó de trabajar.
- La publicación revela que el 25% de las adolescentes embarazadas se sintió estigmatizada por el personal de salud ¿Cómo puede abordarse este tema?
- Lo que ocurre es que  también somos parte de una sociedad que tenemos nuestros perjuicios, y que cultivamos algunos valores y no cultivamos otros. Entonces hay una falta de entendimiento, una falta de comprensión: a  la adolescente se le responsabiliza de su embarazo, se le maltrata sin querer muchas veces murmurando a espaldas de ellas o cerca de ella haciendo comentarios en relación a que  no debió embarazarse.
- La meta de reducir la maternidad en el Perú en 66 muertes por  cada 100 mil nacidos vivos establecida dentro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para el 2015 no se va a alcanzar. ¿Por qué?
- Se han hecho muchos esfuerzos  para reducir la  muerte materna en el Perú, lamentablemente estamos estancados hace dos, tres años y este año hay una ligera tendencia incremental en la mortalidad. La mortalidad entre las adolescentes ha crecido, particularmente el suicidio en el embarazo.
- Unas 35 mil mujeres al año, según estimaciones, se quedarían embarazadas producto de una violación sexual. La despenalización del aborto por violación sexual se debatirá en la Comisión de Constitución. Las razones sobran, pero el debate que se ha generado ha sido en muchos casos, lamentable.  No sé qué más argumentos se pueden dar para que se apruebe la despenalización…
- Claro, lo que pasa es que tenemos una doble moral. Aceptamos las cosas cuando están muy cerca a nosotros y las criticamos cuando no toca a nuestros familiares.
- Claro, pero con esta doble moral al final a quienes más se condena es a las más pobres.
- Así es, a las que menos posibilidades tienen.  La muchacha que tiene posibilidades, como las que hemos mencionado, finalmente consigue una interrupción del embarazo; lo terrible es cuando una chica pobre termina por hacerlo en un lugar clandestino en malas condiciones con el riesgo de enfermarse y morirse.
- En junio del 2014 se aprobó la guía técnica del aborto terapéutico ¿Cómo ha sido el antes y después? ¿Cómo se está implementando?
- Antes no hubo facilidades de acceso, sin embargo, desde hace más de 50 años dos hospitales (La Maternidad, y el Hospital San Bartolomé) han intervenido particularmente por el cáncer de cuello uterino, porque la ley lo aceptaba en el código penal – desde 1924-.
Desde fines del siglo pasado, la Sociedad de Obstetricia y Ginecología, instituciones de la sociedad civil como Promsex han participado activamente en cómo promover que se atiendan a  las mujeres que necesitan una interrupción del embarazo, y se logró a partir del 2005 en adelante. 15 hospitales -dentro del marco de la ley- hicieron su propia guía dentro de los establecimientos y empezaron lentamente a entregar servicios en los últimos cinco años, desde el año 2010 al 2014, tiempo en el cual se produjeron  más de 200 abortos terapéuticos sin existencia de la guía nacional.  Yo confío en que con la guía las mujeres sientan un derecho y los profesionales sientan que tienen un deber: una obligación en entregar servicios. Obviamente lo que está ocurriendo ahora con actividades de capacitación, entrega de nuevas tecnologías, yo confío en que más mujeres van a tener acceso a la interrupción de embarazo por razones de salud. (G.A)