jueves, 12 de enero de 2012

El adiós de un grande

Después de 20 años como futbolista, Roberto Palacios puso fin a su exitosa carrera. Con su despedida se fue uno de los mejores “10” que tuvo el Perú. “El Chorrillano” como cariñosamente también se le conoce ahora se dedicará a buscar jóvenes promesas en la casa que lo vio nacer, Sporting Cristal


Hablar de Roberto “El Chorrillano” Palacios implica obligatoriamente hablar de triunfos y alegrías, no solo para el club que lo vio nacer (Cristal), sino también para la selección peruana.

Bajito, delgado, pero corajudo de corazón, Palacios siempre se identificó por jugar bien en las canchas. Para él, hacer piruetas con el balón no le era difícil ya que vino a este mundo con ese don que solo los grandes del fútbol tienen.

Pero “El Chorillano” no solo era bueno con la pelotita, sino también haciendo increíbles goles. Sino que te cuente José Luís Chilavert que a pesar de los años transcurridos aún no sabe cómo Palacios pudo colocar esa pelota en el fondo del arco de la tribuna norte del Estadio Nacional.

Pero como todo en la vida tiene su final y nada dura para siempre, como bien lo dijo en una canción el legendario y mítico Héctor Lavoe, la tan temida hora del adiós para Roberto Palacios llegó a sus 39 años de edad.

El día del adiós

Si hace 20 años debutó como profesional, el día 10 de enero del 2012 será recordado por todos como el día que se fue uno de los mejores “10” que tuvo el fútbol peruano. Esa mañana entre lagrimas que le envergaban por la emoción vivida, “El Chorri” ante una nube de periodistas dijo que él fue fruto de muchos factores, entre ellos la perseverancia de su madre.

Palacios no solo tuvo palabras de agradecimiento para su progenitora, sino también para Juan Carlos Oblitas, ya que con él debutó en el fútbol profesional.

“Quiero darle las gracias a todos. Amo a mi Perú”, finalizó.

Sus inicios

Roberto Palacios, apodado “El Chorrillano” o simplemente “El Chorri” nació en Lima –Chorrillos- el 28 de diciembre de 1972. Su debut lo hizo jugando por otro ídolo y emblemático jugador celeste, Julio Cesar Uribe. Esa tarde los celestes ganaron a los ediles 3-1. Roberto Palacios jugó todo el primer tiempo siendo sustituido en la complementaria. A finales de ese año alcanzó su primer título luego de una dramática definición por penales ante Universitario. Ese equipo del Sporting Cristal del año 1991 estaba integrado por jóvenes promesas como Pablo Zegarra, Flavio Maestri. Asimismo por jugadores salidos de las canteras como Percy Olivares, Francesco Manassero y por gente experimentada como Julio César Uribe, Franco Navarro, Leo Rojas, Eugenio La Rosa, Jorge Arteaga y Julio César Antón (los 3 primeros mundialistas en el 82) y reforzado por los argentinos Carlos Castagneto, Juan Carlos Kopriva y Horacio Baldessari. El equipo era dirigido por el ex mundialista Juan Carlos Oblitas.

Su despegue en el fútbol

Jugó en el Sporting Cristal hasta 1996, obteniendo los títulos de 1991 y el tricampeonato de los años 1994, 1995 y 1996. Durante ese tiempo fue considerado como el mejor jugador peruano junto a José del Solar y su identificación con el equipo del Rímac le valió la condición de ídolo que aún mantiene.

En 1997 emigró del Perú para jugar en la Liga mexicana de fútbol por el Puebla. Posteriormente ancló por los Tecos de la UAG, quien lo prestó una temporada al club brasileño Cruzeiro para disputar la Copa Intercontinental. Luego regresó al equipo mexicano hasta el año 2001, volviendo luego al Sporting Cristal. El 2002, volvió a la Universidad Autónoma de Guadalajara para luego militar en el Atlas de Guadalajara y los Monarcas Morelia.

El 2004 cambió de aires para jugar en Colombia defendiendo los colores del Deportivo Cali y el 2005 juega en Ecuador por el equipo de la Liga Deportiva Universitaria de Quito. Finalmente, en junio del 2007 regresa al Sporting Cristal que se encontraba en una difícil situación por el tema del descenso la cual logró eludir.

Palacios actualmente sigue en el plantel cervecero, club en la cual tiene mucho cariño al igual que la hinchada noventera hacia él.

Despedida a lo grande

La “Tarde Celeste” será el motivo perfecto para que vean por ultima vez en la cancha a Roberto Palacios. El 12 de febrero será el partido de despedida de “El Chorri”.

Entre las figuras que estarían ese día resalta la presencia de Bebeto, Alex Aguinaga, Edison Méndez y el “Loco” Abreu, con los que compartió vestuarios en los diferentes equipos que jugó. Asimismo se harían presentes “El Pibe” Valderrama, Iván Zamorano y Marcelo Salas, rivales de siempre de la “bicolor”.

Además, se espera que “El Chorri” reciba un homenaje de sus compañeros 2011 y de otras leyendas vivientes del Cristal y la selección. ¡Se lo merece!

DATOS:

1.-El primer “Chorrigolazo” internacional con la camiseta del Cristal fue en 1994 cuando se enfrentó al Sao Paulo en Brasil.

2.-Jugó en 1998 la Copa Intercontinental con el Cruzeiro, enfrentando al Borussia Dortmund.

3.-El partido que inmortalizo a Roberto Palacios fue contra Paraguay por las eliminatorias Francia 98. En esa ocasión con un soberbio golazo batió al portero José Luis Chilavert; fue en ese entonces que sacó a relucir un polo que portaba un logo que lo marcaria para siempre “Te Amo Perú”.

4.-De ahora en adelante, Roberto Palacios trabajara en las divisiones inferiores del Sporting Cristal y será el encargado de reclutar a los nuevos talentos para el club cervecero.