jueves, 5 de enero de 2012

“El peruano carece de educación vial”

El año pasado el número de muertos por accidentes aumentó en el Perú con relación al 2010. Esta situación nos lleva a preguntarnos qué está pasando en nuestro país. ¿Acaso no se tomaron medidas para controlar este problema? Para hablar sobre esta realidad, “El Universal” conversó con el presidente de la ONG Luz Ámbar, Luis Quispe. Aquí su apreciación


- Los accidentes de tránsito con muerte se incrementaron en 5,2% en el país a pesar de las medidas que tomaron las autoridades. A su juicio, ¿qué cree que pasó?

-Eso pasa por implantar campañas mediáticas como “El Amigo Elegido”, que si bien es cierto tuvo mucho auge al comienzo después se desinfló porque no hay una constancia, además nadie supo el antes y después, lo hicieron a ojo cerrado por eso fracasó. Ahora no se trata de simples campañas, sino se debe hacer una sola autoridad totalmente autónoma que vea todo esto y para ello está la SUTRAN que debe ser el ente encargado de ver todo lo concerniente al transporte urbano. En la actualidad no pasa eso porque existen seis organismos que ven el transporte urbano y los seis no están interconectados entre sí, cada uno trabaja a su manera y eso está mal porque no ayuda en nada al transporte.

-¿Por qué no hay una conexión entre todas las entidades sobre este tema?

-El problema es porque muchos tratan de hacer de acuerdo a sus conveniencias, olvidándose del verdadero fondo que es el transporte. Otro tema es que muchas entidades no tienen gente experta en el tema, creando más entorpecimiento a la labor, es por ello que siempre dije que debe haber una sola institución totalmente independiente que vele por el transporte en el país, ni políticos y ni municipalidades lo deben administrar, solo gente especializada en el tema.

- Tomando en cuenta que buena parte de los accidentes de tránsito son producto de la imprudencia del peatón y de los choferes, ¿ahora qué hacemos?

- Tenemos que trabajar con los niños, ahí es donde el Estado debe apuntar, porque seguir haciéndolo con gente adulta es bien difícil ya que toma tiempo querer cambiarle de la noche a la mañana los malos hábitos aprendidos desde pequeños.

-¿O sea debemos enfocarnos desde los colegios?

-Claro que si, el Estado en su conjunto (municipalidades, Ministerio de Transporte y el de Educación) debe trabajar para que los niños que recién están aprendiendo sepan las reglas de tránsito, como ocurre en Europa, donde un joven al terminar el colegio ya puede sacar su licencia de conducir porque ha llevado casi toda su etapa escolar el curso de educación vial, eso se debe hacer en nuestro país.

-¿Y por qué no se hace?

-Simplemente porque las autoridades no están preparadas para brindar esa información, aunque veo que ahora eso está cambiando en algo y espero que sea así porque si no estaríamos lamentando más muertes en las calles.

- ¿El peruano entonces carece de educación vial?

- Totalmente.

- Comparto su opinión cuando usted dice que hay que trabajar con los niños, pero aquí observo un problema, ¿cómo hacerlo cuando ellos no tienen buenos ejemplos?

- Ahí está el reto que tiene el Estado. Por eso, a mi criterio el sector de Educación es vital para cambiar esa realidad.

- El año pasado el gobierno dio una norma para multar a los peatones imprudentes, sin embargo todavía se observa a muchos haciendo temerarias maniobras al momento de cruzar una calle o avenida.

- Lo que pasa es que casi nadie cumple la ley, ya sea porque no tienen dinero o simplemente porque no quieren hacerlo, de ahí que de las 22 mil papeletas que impuso la policía solo se haya pagado 700.

-¿Entonces esa ley está por gusto?

- Si bien la intención es buena, a la hora de la verdad deja mucho que desear. Te pongo un ejemplo, cómo vas a poner una multa de 18 soles a un peatón, que si este lo paga el mismo día se reduce a tres, eso es una burla.

-¿Qué concepto tiene del chofer de transporte público?

-Es una persona de bajo nivel de educación, por la misma sociedad en la que los rodea, también están los cobradores que muchas veces son delincuentes.

-¿No cree que debe haber una fiscalización en ese aspecto?

-Sí, pero también dejarlos en la calle sería peligroso y las autoridades deben ver ese tema en conjunto con la policía nacional.