jueves, 26 de enero de 2012

“Quedó demostrado que el peruano es Dakariano al 100%”

Juan Dibós corredor del equipo “Fuerza Inca” nos relata las pericias que vivió durante el último Dakar, donde luego de estar entre los primeros de su categoría tuvo que abandonar la competencia debido a un accidentes. A pesar de ese percance, nuestro crédito nacional cuenta que de todas maneras estará presente el próximo año donde espera alcanzar un triunfo para el país


- Como corredor profesional, ¿te sientes satisfecho de participar en un Rally Dakar?

-Claro que si, para cualquier corredor de autos, así sea amateur o profesional, su más grande sueño es participar en un Rally Dakar, es como decir para un pelotero de barrio jugar un mundial, es la misma emoción.

-¿Pero quizás sientes que podías haber hecho más?

-Pienso que si porque estuvimos en los puestos expetectantes al comienzo, lastimosamente tuvimos que abandonar la competencia por problemas que escapaban de nuestras manos. Con la experiencia que he ganado siento que para el próximo Dakar podré no solo llegar a la meta sino en una buena posición. Ahora solo espero que las empresas puedan apoyarme para lograr ese objetivo.

-Muchos de los participantes han señalado que el tramo de Perú ha sido el más difícil de todo el rally, ¿compartes esa opinión?

-Claro que sí. El Comité Organizador ya lo había adelantado que la ruta del Perú iba hacer uno de las más difíciles y no se equivocaron. Los pilotos más experimentados así lo han confirmado, ya que los tramos de nuestro país le recordaron a las que hay en el África.

-¿Cuánto has gastado para participar en el Rally Dakar2012?

-Para armar la camioneta fue necesario invertir casi 80 mil dólares, ahora la inscripción a este certamen deportivo costó unos 50 mil dólares, es por ello que es necesario ir en grupos. Por ejemplo en nuestro caso, “Fuerza Inca” pudo solventar la inscripción, pero si te inscribes solo es un poco difícil por lo costoso que es.

- Correr casi 9,000 kilómetros debe ser agobiante, no solo por el cansancio de estar dentro de una maquina sino también por la sed y el hambre que tienes que lidiar, ¿cómo vieron ese tema?

- Bueno el tema del agua los organizadores nos pusieron dos cisternas, pero aún así quedo chico, sobre todo en Argentina donde la temperatura alcanzó en varios días los 35 grados.

-¿Y en cuanto a la alimentación?

-Comida baja en grasa, lógicamente nada de sopas, poco arroz y tallarines, eso sí full ensaladas y por allí sus heladitos D’Onofrio (risas)

- Lamentablemente no pudiste culminar la carrera debido a que tuviste un percance con la camioneta, cuéntanos un poco, ¿cómo te sentiste al saber que no ibas a llegar a Lima?

-En realidad si llegue pero muy atrasado (ríe). Lo que sucede es que si vas a competir y ganar a otros carros tienes que esforzarte bastante, otros lógicamente solo buscan llegar a la meta, cosa que no ocurrió con nosotros, una prueba de ello es que la camioneta hasta antes que se malograra estaba entre los primeros lugares dentro de su categoría, lamentablemente un desperfecto mecánico conllevo a que tuviéramos un accidente que felizmente no paso a mayores.

-Específicamente, ¿qué tipo de desperfecto tuviste?

-Tuvimos la rotura de un perno por un golpe en días anteriores, es por ello que tuvimos que reparar la camioneta, sin embargo cuando estábamos a cinco kilómetros de llegar a la ciudad de Iquique, se oscureció por completo y nuestra visibilidad empezó a fallar, por lo que tuvimos que bajar la presión de las llantas a nivel de dunas.

-¿Qué paso luego?

- En ese momento que nos subimos a la camioneta empezamos a avanzar cuando sin darnos cuenta nos metimos a un hueco donde nos dimos dos vueltas de campana que me provocó una fisura en el hombro, motivo suficiente para que los médicos no me dieran la autorización para partir al día siguiente, es por ello que tuve que abandonar la competencia, quizás fue un error humano pero a veces pasa.

-¿Qué nos puedes contar del equipo peruano “Fuerza Inca” que estuvo en el Rally Dakar?

-Hemos tratado de hacer un equipo homogéneo pero no ha sido posible. Por ejemplo, hay algunos vehículos que son gasolineros lentos, otros que son pesados, es por eso que no era posible estar juntos en toda la ruta, solo en los campamentos.

- ¿Además, muchos de ellos corrían por primera vez en un certamen como este?

-Claro que si, quizás eso jugó en contra de nuestro equipo, pero ya está, no hay que lamentarse, debemos seguir trabajando para que el Dakar 2013 que está a la vuelta de la esquina, sea mejor y tengamos, por qué no a uno de nosotros subiendo al podio de ganadores. Eso sería estupendo para el Perú.

-¿Qué te pareció el aliento peruano en este evento deportivo?

-Muy bueno, quedo demostrado que el peruano es Dakariano al 100%, y no lo digo yo sino los demás corredores internacionales ya que sintieron ese aliento desde el km105 hasta la plaza de armas, no hubo zona donde no estuviera una bandera peruana

-¿Qué planes tienes para este año en el mundo de las ruedas y tuercas?

-Primeramente recuperarme de mi lesión al hombro y a partir de allí ver si me invitan a correr a Argentina, Bolivia o Ecuador, pero lo que es más seguro es que correré en los Caminos del Inca de este año para así estar expedito para participar en el Rally Dakar 2013.