jueves, 19 de enero de 2012

“Un arma solo se debe usar para persuadir”

Que dos jóvenes dispararan a matar contra sus agresores ha provocado una ola de adhesiones que en algunos casos, más allá de reivindicar el derecho a la legítima defensa, los presenta como héroes populares. Sin embargo la controversia se inicia cuando se pone en tela de juicio si fue o no necesario que la víctima utilice su arma en circunstancias poco favorables. La discusión toma fuerza cuando fue hecho pública una denuncia en la ciudad de Trujillo, en donde se denunció al coronel PNP Elidio Espinoza por comandar un grupo armado que se dedicaba a utilizar la justicia por sus manos en perjuicio de los delincuentes.

Este caso representa para los especialistas en temas de seguridad un mal uso del arma. Para César Ortiz Anderson, especialista en estos temas y presidente de Aprosec, cuando una persona se hace de un arma, este implica que quien la adquiere está sujeto a una serie de normas y conductas. Dado que el mal uso de la misma podría desencadenar una serie de hechos fatales con víctimas inocentes así como problemas legales.

Anderson recomienda utilizar el arma solamente para persuadir al delincuente, más no para tratar de hacer justicia por sus propias manos, debido a que tenemos nada que ganar y mucho por perder. Esto a colación de los dos recientes incidentes en que dos civiles dieron muerte a sus agresores – siendo uno de ellos recluido por algunos días en un penal para reos primarios.

Esa misma percepción la tiene el presidente del Consejo Nacional de Seguridad (Conasev), Eduardo Pérez Rocha, quién añade que es más fácil y menos complicado ser víctima de un ladrón que llevar todo un proceso engorroso, costoso, injusto y hasta vejatorio por defender la inocencia de la persona.

Rocha señala que al meter preso al asaltado que se defendió, hace que la delincuencia se sienta más impune pues así nadie va a querer defenderse de los asaltos o al menos, va a matar al asaltante y largarse lo más pronto, que es lo que muchos recomiendan.

El especialista también sostiene que se debe tener racionalidad en el instrumento que se usa en la defensa, debido a que todo exceso es malo, esto con respecto a la persona que porta un arma está prohibida de provocar algún tipo de ataque por mínimo que este sea.