jueves, 20 de octubre de 2011

Los niños sin identidad

El DNI para los niños es el primer paso para que sean reconocidos por el Estado peruano. Sin ese pequeño pero importante documento simplemente no existen y por lo tanto no tienen derechos como ciudadano. Es el caso, por ejemplo de Luis Ricardo (10), un menor ayacuchano que fue traído a Lima por sus padres desde pequeño, y que a pesar de tener edad para estar estudiando, no lo hace debido a que carece de DNI y lo que es peor, de una partida de nacimiento debido a que en la municipalidad donde se le registró Sendero Luminoso quemó la oficina del registro civil.

Juan, su padre, a pesar de sus limitados conocimientos, es consciente del gran daño que está pasando su hijo, ya que como él mismo dice la falta de estos documentos no le ha permitido muchas veces llevarlo a una posta o centro de salud, y ahora poder matricularlo en un colegio, porque para hacerlo le piden presentar el DNI como requisito.

Como se recuerda, durante la guerra interna que vivió el país durante la década de los 80 y 90, muchas municipalidades, principalmente del interior, resultaron quemados a manos de los terroristas. Esta situación trajo consigo que las partidas de nacimiento como las actas de matrimonio y de defunción se quemaran.

Una situación parecida de Luis Ricardo, lo vive Carlos, un menor que tampoco asiste a la escuela. En el caso de él, su madre María no lo pudo matricular debido a que su hijo no cuenta con una partida de nacimiento porque ella nunca le dio importancia a dicho documento.

María reconoce que pasar toda su vida en el monte (selva) le hizo creer que no era necesario contar con una partida de nacimiento y menos con un DNI, incluso ella misma carece de ese documento. El interés porque su hijo tenga un futuro diferente a ella, ha hecho que esta joven madre ahora este abocada a solucionar su situación y la de su vástago.

Las historias de los pequeños Luis Ricardo y Carlos no son los únicos en el país. De acuerdo con la Reniec actualmente existen más de cuatro millones de niños que carecen de documentos, situación que hace difícil que ellos puedan gozar de todos los derechos que la ley les otorga.

De acuerdo con el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), en el Perú el mayor número de niños indocumentados se encuentra en la selva, principalmente en Loreto, esto debido al difícil acceso que hay para poder llegar a los caseríos más alejados de la capital del departamento.

Sin embargo, esta situación no solo se observa en esta región, sino también en algunos distritos de Lima, como Villa María, Ventanilla, Villa Salvador y San Juan de Lurigancho, donde de acuerdo con este mismo organismo se concentra el mayor número de desplazados por la violencia política que vivió el país hace algunos años atrás.

Para Ricardo Cuenca, del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), el alto número de niños indocumentados que hay en el Perú ha hecho que muchos no pueden acceder al sistema de salud ni matricularse en algún entidad educativa, ya sea estatal o privada. Es más, según el DU Nº 044-2010 del 10 agosto del año pasado que crea el DNI para los niños, tampoco poder gozar de los diversos programas sociales que maneja el gobierno, como el Vaso de Leche, Juntos, etc.

Para solucionar el problema de la indocumentación de muchos niños en el Perú, Benito Portocarrero, gerente de imagen de la Reniec, dice que su institución viene impulsando una campaña publicitaria en las zonas más pobres para que los padres de familia lleven a sus hijos a obtener el DNI, ya que contar con este documento convierte a la persona en un “ciudadano completo” y, de esta manera, pueda ejercer plenamente los derechos civiles y legales que la ley le faculta.

Asimismo viene visitando los caseríos más alejados del país, como la provincia de Atalaya, Ucayali, y Alto Loreto, en el departamento del mismo nombre, ya que en esas zonas se ha observado que existen muchos indocumentados.

Cabe señalar, que desde agosto del año pasado, la Reniec gracias al decreto de urgencia viene inscribiendo gratuitamente a los niños de 0 a 14 años para que obtengan su DNI. Producto de este arduo trabajo, Portocarrero nos dice que se logró reducir de 10 millones de niños indocumentados a cuatro millones en solo un año de que se dio esta norma.

“Somos conscientes que aún falta mucho por hacer que en el Perú no haya indocumentados, de ahí la importancia de que se siga contando con el apoyo del extranjero y del gobierno mismo para que en un lapso de dos años no tengamos a nadie sin su DNI”, sostiene el funcionario de la Reniec.