jueves, 23 de febrero de 2012

Cacao aromático para todo el mundo

Mientras Florindo Eleuterio Flores Hala “camarada Artemio” era capturado por la policía en la provincia de Tocache – región San Martin, a pocos kilómetros de allí representantes de las Naciones Unidas y el Estado dieron a conocer el proyecto “Cacao Fino Aromático” que ya se viene trabajándo desde el año 2007.

Este proyecto que forma parte del Programa de Desarrollo Alternativo tiene como objetivo hacer que un porcentaje de la producción de caco (CCN) que ya se viene sembrando en la zona desde hace muchos años alcance una mayor calidad para poder abastecer al mercado europeo.

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC), el proyecto viene beneficiando a 1,099 familias de las regiones de San Martín, Huánuco y Ucayali, quienes obtendrán una ganancia promedio de más de 10,000 dólares cada una.

La alcaldesa de Tocache, Corina De la Cruz, presente en la presentación del proyecto, abriga la esperanza que en un medio plazo su provincia se convierta en el centro de comercialización del cacao fino. Para ello, dice que está trabajando arduamente con los beneficiarios para que las 240 hectáreas destinadas a este producto se eleven, con el apoyo de organismos internacionales, y así lograr superar las 720 toneladas métricas del 2011.

Actualmente la empresa alemana Rausch, uno de los conglomerados mundiales más importantes en el rubro de chocolate, está muy interesada en ingresar al mercado peruano. De ahí que uno de sus representantes para América Latina haya estado presente en la presentación de este proyecto.

Por lo pronto, Rausch se comprometió con los agricultores de Tocache en adquirir tres conteiner de cacao fino para su exportación a Alemania.

De acuerdo con el director técnico de las Naciones Unidas, Alfredo Rivera, Tocache Aucayacu, Aguaytía, gracias a sus micros climas, suelos, y otros factores cuentan con grandes proyecciones para aprovechar el sembrío de cacao fino.

La provincia de Tocache actualmente cuenta con una producción de tres toneladas de cacao por hectárea, siendo la superficie provincial de 13 mil hectáreas de este producto.

Las grandes posibilidades de desarrollo que promueve el proyecto “Cacao Fino Aromático” en las zonas que antiguamente eran dominadas por el narcotráfico, ha hecho que Josep Wiesse, director de la UNODC, tenga la esperanza de que en todas esas regiones ya no se cultiven la hoja de coca. “Les estamos dando todas las facilidades a los agricultores para que siembren cacao aromático porque hemos visto un mercado creciente en Europa, donde la demanda por este producto único en su género está en aumento, en especial Alemania y los países bajos cuya población en temporadas de invierno consumen grandes cantidades de chocolate”, refiere el funcionario de las Naciones Unidas.

Para el éxito de este proyecto, no solo se ha contemplado la mejora de la productividad, entrega de herramientas para el trabajo de campo y búsqueda de mercado, sino también el mejoramiento de las vías de comunicación que unan todos los valles con las capitales de las regiones beneficiadas.

Cabe señalar que el proyecto tiene un presupuesto de dos millones de soles, la misma que se irá incrementando en la medida que los resultados vayan dándose.