lunes, 18 de abril de 2011

Piezas de Machu Picchu causan admiración

Mejor no pudo ser. La exhibición donde se observa las piezas arqueológicas devueltas al Perú por la Universidad de Yale, días atrás denominada “Machu Picchu, 100 años después: El Reencuentro”, y que se exhibe en Palacio de Gobierno, ha recibido hasta la fecha más de 40 mil personas.
Esta muestra, abierta al público desde el martes 5 de abril, recibió solo en sus dos primeros días a 22 mil 500 personas, entre limeños y turistas nacionales y extranjeros, detalló Marisol Ginocchio, directora de Museos y Gestión del Patrimonio Histórico de ese sector.
“La gente está asistiendo maravillosamente y hasta el momento todo se desarrolla sin ningún inconveniente”, manifestó la arqueóloga, al recordar que la muestra estará abierta al público hasta la quincena de abril, habiendo muchas posibilidades que esa fecha pueda extenderse hasta fin de mes”, sostuvo lal funcionaria.
Una vez que la exhibición sea cerrada en Lima, las piezas arqueológicas partirán a la ciudad del Cusco, donde finalmente quedarán depositadas en las instalaciones de la Universidad San Antonio de Abad.
En la capital la exhibición, “Machu Picchu, 100 años después: El Reencuentro”, puede ser visitada de 09.00 a 20.00 horas.
En esa exhibición el público podrá observar las más de 360 piezas arqueológicas, entre ceramios, restos óseos, piedras y objetos en metal de la cultura inca.
Al ingresar a esta muestra, los visitantes reciben un folleto que resume información sobre los vestigios que se exhiben, así como una reseña histórica de la ciudadela inca y las acciones que en los últimos años adoptó el gobierno para repatriar estos restos arqueológico.
El 65% de los objetos históricos exhibidos corresponde a ceramios, mientras que la diferencia está conformada por objetos de piedra, cobre y bronce. Todo ello es exhibido en vitrinas especiales que cuentan con un rótulo informativo y explicativo.
Según los organizadores de la muestra, el ingreso es libre y sin cita previa; y para acceder solo es necesario presentar un documento de identificación. Por ello, se invita no solo a escolares, universitarios y profesionales, sino también a artistas y público, en general.
El resto de las muestras que faltan entregar, el Ministerio de Cultura dio a conocer que la Universidad de Yale se ha comprometido con el Gobierno a devolverlo antes de finalizar el 2012.
Más de 46 mil piezas
La Universidad de Yale cuenta hasta la fecha con 46,332 piezas, entre vasos que recibieron chicha, morteros para el grano, y miles y miles de fragmentos de cerámica y hueso que ocultan secretos de las vidas de hombres y mujeres que trabajaron en la ciudadela inca.
Todo este legado se encuentra en el sótano de la Universidad de Yale en una sala amplia, en archivadores metálicos donde estudiantes de arqueología con batas blancas catalogan, examinan y fotografían un rompecabezas de fragmento.
Estos restos están en Yale desde 1912, cuando fueron llevados por Hiram Birgham un profesor que estaba explorando el lugar buscando la ciudad de Vilcabamba, pero se topó con Machu Picchu.
El año pasado, la Universidad de Yale invitó a un grupo de periodistas, la mayoría de Lima para observar las muestras. La guía de dicha exhibición fue la arqueóloga peruana Lucy Salazar quien les contó a los invitados que en la década de los 60, un fuego ahumó las piezas de cerámica y se mezclaron con otras pertenecientes a otros lugares incas. “Es recién que a partir de 1983 empezamos a ver que había” dijo Salazar. Luego la arqueóloga empezó a contar la historia de Machu Picchu que se deduce de los objetos con los que quisieron irse a la otra vida 174 individuos cuyas tumbas fueron excavadas por Birgham.
Machu Picchu fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1983 y en julio de 2007, fue elegida como una de Las Nuevas Maravillas del Mundo.