jueves, 24 de febrero de 2011

La fotografía está de luto

El Perú pierde a uno de sus mejores fotógrafos, había retratado la historia nacional de los últimos 60 años

Luego de haber sido internado de emergencia el pasado 1 de febrero en el hospital Guillermo Almenara, el fotoperiodista peruano Carlos “Chino” Domínguez falleció víctima de una insuficiencia renal crónica y una fibrosis pulmonar.

Domínguez, nacido en 1933, inició su carrera fotográfica como ayudante de Antonio Noguchi, un japonés que tenía una casa fotográfica en Lima. EL trabajo central del fotógrafo tenía que ver con la realización de fotos carné y algunos retratos.

Fue este trabajo inicial lo que lo motiva a seguir la carrera fotográfica como un modo de ganarse la vida. Luego de obtener su primer premio en un concurso artístico con el afiche de un certamen deportivo, parte hacia Argentina para estudiar Fotografía y al mismo tiempo trabaja en la revista deportiva “El Gráfico”.

Después de su experiencia en tierras gauchas decide regresar al Perú donde continuaría su carrera como reportero gráfico en los diarios “Impacto”, “Presente” y “La Tribuna”; sin embargo, es en la revista Caretas donde adquiere notoriedad por su audacia para conseguir las mejores imágenes.

Producto de su larga trayectoria periodística, Domínguez es considerado como el “mejor reportero gráfico del Perú” y su archivo es un verdadero cofre que guarda los mejores recuerdos fotográficos de personajes del mundo cultural, político y social, así como el registro de los mejores acontecimientos de los últimos años. Una muestra recopilatoria de su trabajo puede verse en su libro fotográfico “Los peruanos”.

El velorio del hombre de prensa tuvo lugar en la Iglesia de las Carmelitas donde pudieron apreciarse diversos presentes florales como los de la Federación de Periodistas del Perú, Essalud, Ministerio de Energía y Minas, Universidad Alas Peruanas, entre otros.

Reacciones

“Era una persona con una gran capacidad de trabajo, dispuesto a afrontar cualquier circunstancia, siempre en búsqueda de la verdad. Fue un periodista ágil, inspirado, culto, talentoso y con muchas capacidades. El chino fue un gran documentalista, ha documentado toda una época y eso lo distingue de todos los fotógrafos del país”, señaló Omar Aramayo, colega y docente de la universidad Alas Peruanas.

Cabe destacar que su archivo fotográfico fue adquirido para su conservación por la Universidad Alas Peruanas. Recibió las Palmas Artísticas del Perú en el grado de Gran Maestro por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

“Para ser un buen fotógrafo hay que ser conchudo, tomar antes y después preguntar”

Esta es una frase que el maestro de Domínguez, les decía a los jóvenes periodistas que intentaban hacerse un lugar en el mundo la prensa y que hasta ahora sigue vigente.