jueves, 10 de febrero de 2011

Se incrementan embarazos de adolescentes

En el país existen más de 800 mil jóvenes adolescentes gestantes. Entre las causas, la edad más temprana de las relaciones sexuales y vivir dentro de un hogar disfuncional. Urge tomar medidas en salud y educación

Los embarazos en adolescentes se han convertido en un serio problema para el país. Según el Ministerio de Salud (Minsa), actualmente el 13.7% de jovencitas a nivel nacional están embarazadas o ya son madres, lo cual significa un alarmante incremento en relación con años anteriores.

De acuerdo con la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes 2009), citada por la Dirección General de Salud del Minsa, de las 5 millones 800 mil adolescentes que hay en el país, unas 800 mil están gestando.

Para Sofía Carrillo de Impares la penalización de las relaciones sexuales con adolescentes hace que este grupo se aleje de los servicios de salud sexual en lugar de evitar el embarazo o el inicio temprano de las relaciones sexuales.

“Todas las relaciones sexuales con adolescentes son penalizadas aún si son consentidas y eso es un problema. No decimos que no se castigue la violación, en esos casos las penas deben ser fuertes pero criminalizarlas todas está trayendo consecuencias porque hace que las chicas se alejen de los servicios de salud, entonces es preciso plantear normas más acordes con la realidad”, comentó.

La especialista de Impares sostuvo que el embarazo adolescente se podrá prevenir sólo con una educación sexual integral donde los adolescentes tengan información adecuada sobre la manera de disfrutar su sexualidad de manera plena, placentera y sin poner su vida en riesgo.

Cada vez más jóvenes

Carlos Acosta de la dirección general de Salud del Minsa señala que el aumento de embarazos dentro de las adolescentes se debe primordialmente al inicio temprano de las relaciones sexuales en adolescentes: en promedio, a los 12 años de edad.

Al comparar el patrón reproductivo de las mujeres más pobres con el de aquellas con mayores ingresos, se observa que existe una diferencia de más de seis años en el inicio de la maternidad, indicó.
"Mientras que a los 26 años la mujer pobre tiene su tercer hijo, la otra (de mejores recursos) tiene a su primer vástago", explicó.
Otro factor, según el especialista, son los hogares disfuncionales y la sociedad conservadora que existe. "Se han venido efectuando campañas anticonceptivas, pero la gente conservadora no permite seguir aportando", expresó.

Por su parte Carrillo, de Impares, señaló que el inicio de relaciones sexuales a temprana edad y sin protección ha hecho que los jóvenes entre 15 y 29 años se conviertan en una población de riesgo, ya que hay una incidencia fuerte de VIH y SIDA en estas edades. Por eso, dice, se hace necesaria la aprobación del Plan de Prevención de Embarazo Adolescente y que se implementen políticas que favorezcan a los adolescentes y se asignen los presupuestos.

No obstante destacó que el Estado a través de los ministerios de Educación y Salud implemente desde este año el programa de educación sexual integral en los colegios. En las escuelas se han desarrollado planes pilotos de educación sexual integral, en el 2008 se aprobaron los lineamientos y desde ese año se implementó en cinco ciudades la capacitación de docentes en el tema y sabemos que a fines del 2010 el Ministerio de Educación y de Salud anunciaron la implementación del programa de educación sexual integral que se adapta a la edad del menor”, remarcó.

Impares considera que el Estado debe asumir su responsabilidad, asignar el presupuesto para aplicar las políticas y apoyar el plan para favorecer a los adolescentes de zonas rurales y excluidas.

Aborto

Según el Minsa, el 13.1% del total de muertes maternas en el año 2009 se dio en madres adolescentes, ya que éstas optan por el aborto clandestino.

Para la ONG Flora Tristán, en el país más de 1,000 mujeres interrumpen cada día embarazos no deseados en forma insegura.

Carlos Acosta sostiene que las jóvenes que asumen la maternidad tienen mayor probabilidad de tener un parto prematuro, amenazas de aborto, infecciones vaginales, sangrados e incluso complicaciones que podrían matarlas

Por su parte, la psicóloga Carmen Mendoza considera que este tema es un problema social y real que amenaza la vida de miles de mujeres. La prueba está en los altos índices de embarazos adolescentes y no deseados que se registran en el país y con mayor incidencia en las zonas más pobres por causa de la falta de acceso a la educación sexual y a asistencia médica. “Precisamente es esta población la que se somete al aborto en forma clandestina y con las mínimas condiciones de salubridad, y pierde muchas veces la vida en el intento”, sostiene.

SEPA

En América Latina y el Caribe, cinco mil mujeres mueren cada año debido a complicaciones relacionadas con abortos inseguros, representando esta región, el porcentaje más alto (21%) en el mundo.