jueves, 3 de febrero de 2011

Repercuciones económicas

Una de las consecuencias económicas que ha originado la crisis en Egipto es el incremento del precio del petróleo Brent. El lunes 31 de enero superó los 100 dólares por barril en el mercado de futuros de Londres por el temor de los inversores al impacto en el suministro producto de la revuelta popular, tanto en este país como en otras naciones árabes.

Asimismo los bancos y la bolsa egipcios seguían cerrados, por segunda jornada consecutiva. En las gasolineras faltaba carburante y los cajeros automáticos estaban vacíos.

Por su parte, la agencia de calificación financiara Moody's redujo la semana pasada en un nivel la nota de Egipto, ubicándola en "Ba2".

Cabe señalar que la crisis no sólo está afectando la economía egipcia y de la región sino también al sector turismo, donde numerosas agencias de viaje dejaron de enviar turistas a Egipto, en plena temporada alta.

La situación del Medio Oriente es tan difícil que diferentes países del mundo como Estados Unidos, Canadá, Arabia Saudita, Líbano, Jordania, Japón y Australia, enviaron aviones para repatriar a sus ciudadanos.

Castro

Desde la isla de Cuba, el líder Fidel Castro aseguró que al presidente Barack Obama le resulta imposible administrar la "olla de grillos" que Estados Unidos creó en el mundo, y lo ejemplificó con las recientes protestas en Túnez y Egipto.

"Obama no tiene forma de administrar la olla de grillos que han creado. Hace unos días se derrumbó el gobierno de Túnez, donde Estados Unidos había impuesto el neoliberalismo y estaba feliz de su proeza política", escribió Castro en un artículo publicado en la prensa local.

A la fecha han muerto más de 108 personas-33 de ellas el sábado 29- en 7 días de protesta contra el gobierno egipcio. Varios cientos de personas resultaron heridas la última seman