jueves, 3 de febrero de 2011

Una gestión como aval

Según el periodista argentino, Luís Castañeda puede mostrar una gestión de ocho años al frente de la alcaldía limeña considerada positiva en materia de obras y mejoramiento del espacio público, pero deficiente en aspectos claves para la ciudadanía, como el de la seguridad.

Para Vales al ex alcalde también lo alcanzan varias denuncias de corrupción y acusaciones de “estar siempre cerca del APRA”, el partido de Alan García que acaba de quedarse sin candidata por la renuncia de la ex ministra de Economía, Mercedes Aráoz.

Si bien este abogado de 66 años comenzó liderando en septiembre los sondeos, se ha ido desinflando. Muchos opinan que su experiencia al frente de la alcaldía limeña lo convierte en un aspirante mejor parado que Keiko. El politólogo Javier Monroy dice: “Veo a Castañeda definiendo la segunda vuelta con Toledo”, ayudado por su perfil de ser un político no tradicional. Así, entre nostalgias y pocas propuestas, sin predominios claros y con un buen tiempo aún por delante hasta el 10 de abril, la campaña avanza con una sola certeza: el único apellido que no se discute es el de Vargas Llosa, aunque esta vez él no es candidato.