jueves, 10 de febrero de 2011

“Un Hombre en llamas”

Quizá usted nunca ha escuchado hablar de Juan Rojas Vallejos, apodado “Totin”. Pero su valentía y amor al prójimo, le pudo costar la vida hace 42 años, cuando salvó de una muerte segura a dos personas en un dantesco incendio que le provocó quemaduras de tercer grado en un 80% de su cuerpo.

Hoy a sus 82 años de edad, lo recuerda como si fuera ayer, aquella madrugada del 13 de febrero de 1968 cuando fue despertado por los gritos de unos vecinos que veían como una vivienda de una quinta en Breña ardía en llamas, poniendo en peligro a decenas de familias que habitaban la zona. “Totin”, sin pensarlo dos veces, salió raudo de su vivienda en busca de alguna persona a quién poder ayudar. Fue en esos momentos que escucha los gritos desesperados de una pareja de esposos que habían quedado atrapados en la cocina de un inmueble. “Llamen a los bomberos, llamen a los bomberos”, exclamaba la gente en la calle. En ese momento, sin ningún tipo de protección el valiente “Totin”, decide ingresar a rescatar a la pareja atrapada logrando su objetivo sin ningún contratiempo. Pero el acto valeroso está por venir, en el interior de la vivienda existían elementos inflamables que podrían explotar en cualquier momento causando una mayor tragedia. Así que armado de valor, “Rojitas” ingresó a la vivienda con un balde de tierra que los vecinos le alcanzaron, hasta que sucedió lo inesperado, una explosión mayúscula hizo volar por los aires el cuerpo del valeroso bombero envuelto en llamas.

El héroe 110
Hoy en día, los bomberos siguen dando la vida por sus semejantes. El 3 de abril del 2010 falleció Edwin Quinto Casas, durante una operación de salvamento en Jauja (Junín) y se convirtió en el héroe 110 de la historia. Y recordemos que ellos no piden nada a cambio.