miércoles, 5 de enero de 2011

Cuidado con el corazón

Nadie está libra en estos días de sufrir un infarto. No solo las personas mayores de 50 años están entre sus víctimas sino también deportistas y jóvenes con una vida saludable y sin ningún tipo de complicaciones. Es el caso por ejemplo del ex arquero de la selección Miguel Miranda, quién esta última semana hizo noticia al sufrir un paro cardiaco en pleno entrenamiento

En estos momentos una de las principales causa de muerte en el mundo son las enfermedades cardiovasculares. Hasta hace solo unos años las personas, principalmente mayores de 50 0 55 años eran los más propensos en sufrir un infarto. Hoy esta realidad es diferente. Los cambios bruscos de vida como el aumento del sedentarismo, el fuerte estrés y los malos hábitos alimenticios, han hecho que personas de 25 o 30 ya estén sufriendo este mal.

En la medida que pasan los años y las sociedades se vuelven mas consumistas, todo empieza a cambiar, si antes la edad promedio para que una persona empezara a fumar era a partir de los 30 a 35 años, hoy esto ha cambiado. Ahora podemos ver niños de 10 o 12 años fumando y libando licor como un adulto. Si a ello le sumamos los hábitos alimenticios de comer comida chatarra, entonces podemos comprender del por qué hay más jóvenes propensos a sufrir un infarto (esteroesclerosis).

Pero definamos exactamente lo que es un “Paro Cardiaco” propiamente dicho. Para el Presidente de la Sociedad Peruana de Cardiología, doctor Enrique Ruiz, esta anomalía es el proceso por el cual las arterias que alimentan de sangre a nuestro corazón se obstruyen de grasa, dificultando la correcta circulación, con el tiempo estas arterias sufren un proceso de endurecimiento llegando incluso a obstruirse por completo degenerando un paro cardiaco fulminante.

Según el galeno en la mayoría de los casos la reacción del paciente y sus familiares es muy tardía cuando se presenta este problema, esto debido al desconocimiento de esta enfermedad.

El especialista recomienda que al mas mínimo dolor del pecho o una opresión del mismo acudir de forma inmediata a cualquier centro de salud. Porque se han presentado casos en que el paciente no le ha dado la debida importancia, confundiendo el dolor con una simple fatiga producto del trajín diario.

Ruiz señala que los dolores se manifiestan, primero en el pecho, para luego trasladarse ya sea a alguno de los brazos o a la mandíbula.

Hereditarios

Muchos ni lo saben. Las personas que tienen hábitos de consumo de tabaco, alcohol, presión alta, diabética o con sobrepeso no son las únicas que están expuestas a sufrir este mal. Está comprobado fehacientemente que también los que han tenido familiares cercanos en primer y segundo grado de consanguinidad y que hayan sufrido males cardiacos en su juventud (solo hasta los 35 años) están expuestos a sufrir de un infarto. Así que tenga cuidado.

Hipertensión

En el año 2005 la Sociedad de Cardiología del Perú realizó una encuesta a alrededor de 15 mil personas mayores de 18 años a nivel nacional, dando como resultado que el 24% de encuestados era hipertenso, esto quiere decir que en nuestro país 1 de cada 4 peruanos sufre de presión alta. Lo alarmante dice el presidente de esta institución es que solo la cuarta parte de personas que saben de su mal reciben algún tipo de tratamiento médico. Los demás ya sea por ignorancia o dejadez no cuidan su vida.

Buscando una explicación al por qué existe un alto número de personas que no le prestan debida atención a este mal, Ruiz señala que la razón podría estar en la ausencia de síntomas que podrían servir como precaución para que el individuo se preocupe y acuda a un médico.

Publicidad engañosa

Si usted es una de las personas que se deja llevar muchas veces por la publicidad engañosa, ¡Tenga mucho cuidado!, advierte el doctor Enrique Ruiz, ya que se ha detectado que en diversos medios de comunicación se viene promocionando la famosa “Aspirina Bayer”, como un producto que puede salvar tu vida. Esta afirmación, dice, es relativa. “Si tu fumas, tienes sobrepeso y sufres de presión alta lo más recomendable es que antes de ingerir dicha pastilla acudas a un médico, porque hay muchos que tiene problemas gastrointestinales, son diabéticos o alérgicos a algún medicamento, por lo tanto, cada caso es diferente, no podemos afirmar que todas las personas son iguales”, asegura.

El cardiólogo Ricardo Zegarra de la Clínica Javier Prado recomienda en estos casos que los laboratorios adjunten en sus folletos publicitarios una frase que inste al paciente a visitar a un médico antes de consumir alguna medicina.