miércoles, 5 de enero de 2011

25 años después la izquierda regresa a la Municipalidad de Lima

Desde que en 1986 don Alfonso Barrantes dejara la Municipalidad de Lima, ningún político de izquierda pudo nuevamente ser alcalde de la capital del Perú. Tuvieron que pasar 25 años para volver al poder, esta vez de la figura de Susana Villarán, una activista de derechos humanos y conocida militante de la Teología de la Liberación

Susana Villarán inició sus funciones durante una ceremonia celebrada en la alcaldía limeña a la que asistieron el presidente, Alan García, y el ex secretario general de Naciones Unidas, Javier Pérez de Cuéllar, entre otros políticos locales
Educadora, Villarán es la primera mujer que llega a la alcaldía de Lima desde que en 1983 el cargo es decidido en elecciones populares.
La nueva alcaldesa es una conocida militante de la Teología de la Liberación. Candidata del partido Fuerza Social (centro izquierda), Villarán ganó las elecciones de octubre pasado con 38,29% de los votos válidos.
El caótico transporte público y la seguridad ciudadana en Lima, con más de ocho millones de habitantes, asoman como sus mayores retos, admitió Villarán en un discurso que fue cubierto por los principales medios del país.
Su llegada a la alcaldía representa una inyección de aire fresco a la política peruana, que ve retornar a la izquierda a posiciones de poder que no detentaba desde que el socialista Alfonso Barrantes fue alcalde de Lima de 1983 a 1986 durante el auge de la izquierda en Perú.
Este retorno se produce en un año en que los peruanos votarán por un nuevo presidente y congresistas en abril próximo, lo que ha desatado además especulaciones de un renacer de la izquierda como fuerza electoral a mediano plazo.
"Villarán representa el retorno de la izquierda pero ello no significa el reposicionamiento de esta ideología en el escenario porque la gente no votó por ella por su tendencia política sino por su simpatía", dijo el analista Fernando Rospigliosi sociólogo y ex ministro del Interior entre 2003 y 2004.
Sostuvo que esto tiene que ver con lo que ocurre en el Perú, donde los partidos casi no existen y el electorado vota por personas o caudillos.

Precisamente en las últimas elecciones municipales y regionales los partidos tradicionales como el Apra, Acción Popular y Partido Popular Cristiano, prácticamente fueron borrados del mapa electoral, una tendencia que viene cada vez mas acentuándose en el país.

Para Carlos Basombrio la gestión de Villarán no va implicar un resurgimiento de la izquierda ni mucho menos. “Su desempeño podría ayudar a relanzar a la izquierda, pero eso es muy difícil de predecir”, sostiene.
Por su parte el analista Mario Ghibellini descarta que Villarán pueda renovar democráticamente a la izquierda porque "ella se ha convertido en un personaje etéreo, afincada en la vieja tradición política del caudillismo".
"La izquierda vuelve con ella porque hay sectores radicales en el frente que la apoyó para ganar la alcaldía de Lima, pero no veo a una izquierda capaz de unirse (alrededor de sus propuestas moderadas) a mediano plazo", explicó.
Cabe recordar que Fuerza Social que llevó a Villarán a la alcaldía de Lima fue una agrupación integrada por el Movimiento Nueva Izquierda, Tierra para Todos y algunos grupos independientes del interior del país.

Para las elecciones de abril de 2011 Villarán anunció que no intervendrá en ningún acto del candidato de su partido, Fuerza Social, el ex canciller Manuel Rodríguez.
La neutralidad de Villarán deja entonces al nacionalista Ollanta Humala con las banderas de la izquierda.
Ministra de la Mujer en 2001 y candidata presidencial en 2006, donde obtuvo 0,6% de los votos, Villarán dice ser de "izquierda moderna y liberal", y pone como ejemplo de su estilo a la ex presidenta chilena Michelle Bachelet, y al ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

DATOS

1.- El primer alcalde socialista de América Latina fue Alfonso Barrantes Lingán, que llegó al sillón municipal de Lima en el año de 1983. Durante su gestión se creó el Programa “Vaso de Leche”, que luego el Congreso lo convirtió en programa nacional durante el gobierno del entonces presidente Fernando Belaúnde Terry.
2.- Barrantes Lingán falleció en la Habana Cuba el 2 de diciembre del 2000