miércoles, 5 de enero de 2011

Seguro agrario no cubre expectativas

Muchos agricultores el 2010 por efecto de las lluvias de inicio de año sufrieron grandes pérdidas. Es el caso de Antonio Suma Huamán que vio perder casi el 80% de su única hectárea de cultivo.

Antonio Suma, productor de maíz gigante blanco del Valle Sagrado de Calca, gracias al Seguro Agrario Catastrófico (SAC) subsidiado por el estado cobró S/.400. Lo malo está que esa irrisoria suma ni siquiera se acerca a los más de S/. 6,500 que Suma invirtió en esa campaña.

Hay que recordar que el SAC se implementó a mediados de 2009, para asegurar a los agricultores de siete departamentos (Ayacucho, Apurímac, Cusco, Puno, Huancavelica, Cajamarca y Huánuco) contra siniestros como sequías, inundaciones o lluvias intensas. El costo de la prima (S/.39.4 millones) fue financiado en su integridad por el Estado, y aseguraba un valor de S/.221 millones destinado a compensar a más de 414 mil pequeños productores.

El problema es que los S/.400 que hoy es S/. 650 de indemnización por hectárea de cualquier cultivo (Cebada, trigo, quinua, papa y maíz) son insuficientes para financiar una nueva campaña agrícola, y no se les brinda a los productores otras opciones para que se recuperen de las pérdidas ocasionadas por los desastres naturales. En el caso de la papa, por ejemplo, el costo de producción promedio de una hectárea en la costa es S/.15 mil y en la sierra es S/.7 mil. Para el cultivo del maíz amarillo duro —según datos oficiales del Ministerio de Agricultura (Minag), los costos pueden variar entre S/. 2,700 y S/. 3,100 por hectárea.

Gabriel Bustamante, especialista en seguros, señala que, evidentemente, hubo una mala adecuación técnica de la cobertura del seguro, y la indemnización no ha dejado conformes a los campesinos.

Explica que hay dos modalidades de cobertura: una por el valor total del bien asegurado, y otra por el primer riesgo (se asume que ante un siniestro no hay un riesgo de pérdida total y solo se asegura un porcentaje de su valor íntegro), que es más barato. A todas luces, se optó por la segunda opción en el caso del SAC. Pero, si fue así, debieron implementarse otras medidas de apoyo ante un eventual desastre natural.

Negocio redondo

La prima que el estado pagó a las aseguradoras (Mapfre y La Positiva) alcanzó a casi S/.40 millones, pero ¿cuánto pagaron ellas por concepto de indemnizaciones?

La Positiva pagó S/.6.8 millones y Mapfre, S/.4.2 millones (cifras reportadas por la Superintendencia de Banca y Seguros a junio de 2010). Es decir, en total, los agricultores fueron indemnizados con alrededor de S/.11 millones, casi la cuarta parte de la prima pagada.