miércoles, 5 de enero de 2011

Deportistas no están ajenos

El ataque al corazón ocurre cuando el deportista presenta trastornos cardiovasculares congénitos. Esto ocurre por lo general con los mayores de 40 años

Después del repentino desvanecimiento del ex arquero de la selección peruana, Miguel Miranda, producto de un paro cardiorespiratorio, se puso en el tapete la pregunta que tanto los deportistas están ajenos a sufrir de un infarto.

El cardiólogo Ricardo Zegarra explica que los deportistas, como gimnastas, ciclistas y, sobre todo, futbolistas conforman un grupo de población que puede experimentar este tipo de ataques durante su actividad física. Muchos de estos efectos se dan en atletas menores de 35 años, ¿la causa? porque tienen malformaciones congénitas en el corazón.
“El paro cardíaco repentino ha sido atribuido a trastornos cardiovasculares que son heredados o adquiridos. La causa más común es la cardiomiopatía hipertrófica, que es un padecimiento heredado que causa que la cámara de bombeo principal del corazón, ventrículo izquierdo, esté anormalmente densa. Este cuadro de ataque puede presentarse con mayor frecuencia si el deportista es mayor de 40 años”, subraya Ricardo Zegarra.
El especialista de la Clínica Javier Prado también señala que los futbolistas no son tratados por cardiólogos versados en preparación deportiva, “solo un especialista puede identificar en un electrocardiograma si el ritmo cardíaco es normal a causa de la actividad física o si presenta una pequeña anomalía, que será causa de un examen más exhaustivo y en el que se puede descubrir que posee una anomalía cardíaca o está propenso a sufrir un ataque en cualquier momento”.

NOTA

El último jugador de fútbol fallecido por un ataque cardiaco fue el mediocampista del Reus Jordi Pitarque, de 23 años, quien luego de sufrir tres infartos de miocardio, falleció el último seis de setiembre de 2010 en el hospital Verge de la Cinta de Tortosa (Tarragona- España)