jueves, 15 de marzo de 2012

El gusto de los platos depende del ánimo del cocinero

-¿Siempre quisiste estudiar cocina?

-Claro, esto debido a que en mi familia todas cocinan. Por ejemplo mi padre te hace el ceviche más rico que hayas probado, mi abuela prepara unos postres deliciosos y mi madre tampoco no se queda atrás, como ves tengo sangre gastronómica por mis venas.

-¿Qué significa la cocina para ti?

-Todo, gracias a la gastronomia puedo decir que he conocido diferentes lugares que quizás con otra carrera no lo iba a poder lograr.

-Cuando un cocinero está de mal humor, eso también lo demuestra en los platos que haces.

-Claro que sí y es más eso siempre me pasa los días domingos que prácticamente debo cocinar para la familia, pero por allí no me levanto de buen humor y me sale una comida no muy agradable y eso lo sienten al toque.

-¿Qué proyectos tienes como cocinero?

-Viajar por todo el Perú para que los postres que se están perdiendo en el tiempo regresen; por ejemplo El Gofio es un postre de Piura que está hecho en base a la miel de la chancaca y que tienes que amasarlo para que salga esa textura característica en ese postre, pero que lamentablemente ha desaparecido porque el boom gastronómico llegó un poco tarde (cinco años atrás) cuando estos platos ya estaban extintos.