jueves, 22 de marzo de 2012

“Vallejo siempre será nuestro embajador lírico”

El poeta y escritor Ricardo Ayllón nos cuenta lo que representa César Vallejo para los escritores. Sobre la llegada de grandes editoras transnacionales al país, dice que ello se debe a la aparición de nuevos talentos.


-¿Qué tan importante es el poeta Cesar Vallejo para los escritores?

- Pienso que para todo escritor y especialmente para los que hacen poesía, Vallejo siempre es referente. Para mí en particular es el gran transformador de la poesía peruana y sería un despropósito negar eso.

-Eso es en poesía, ¿pero en narrativa quien es el máximo exponente?

- A inicios del siglo José María Arguedas, pero actualmente es Mario Vargas Llosa, no por algo es nuestro Premio Nobel de Literatura.

-¿Cuándo usted escribe busca emular a César Vallejo?

-No, de ninguna manera. Cualquier escritor sensato busca siempre su propio camino, su estilo particular. Tal vez la vida de Vallejo podría ser una suerte de ejemplo de vida puesto que ésta fue muy sacrificada tanto en el Perú como en Europa; pero esa fue una vida que le tocó vivir a él, y pienso que cada quién en la suya tiene sus propios sacrificios y se enfrenta a sus propios demonios.

-Como escritor, ¿qué significa Vallejo para usted? ¿Él ha influenciado en su obra?

- Siempre he visto a Vallejo como nuestro embajador lírico; es el poeta peruano que exportamos a diario porque la altura de su poesía da la talla para tal representatividad. Partiendo de esta idea, él siempre influirá -de uno u otro modo- en el resto de escritores, ya sea por la forma como asumió su arte o por el mismo estilo de su escritura. En mí caso, Vallejo siempre influyó y lo seguirá haciendo en los poetas peruanos posteriores a él.

-¿Por qué en la actualidad muchos jóvenes no saben quién es César Vallejo?

-Por varios aspectos: porque cada vez hay mayor desinterés en la literatura como asignatura en los colegios, y tú sabes que dentro de ésta se toca la figura de Vallejo; y por otro lado, porque hay desinterés simple y llanamente por la poca exigencia de los profesores de hacer leer. Si el profesor lee poco y mal, sus alumnos estarán peor que él. Hemos visto por estadísticas cómo el Perú en lectura y comprensión anda por las patas de los caballos; y esto se arreglará simplemente con una gran revolución a nivel educacional. Ojalá un día tengamos un buen Ministro de Educación que entienda la gravedad del asunto y emprenda este cambio radical.

-¿Qué te gusta leer?

-Desde pequeño siempre me agradaban las novelas de aventura, las novelas latinoamericanas y mucha poesía, pero jamás me he alejado de la narrativa.

-¿Actualmente en qué te desempeñas como escritor?

-Más que todo poesía, narrativa y escribo muchas crónicas debido a que tengo mi lado periodístico.

- ¿Cuándo escribes te inspiras en algo?

-Eso depende del momento que estas viviendo, por ejemplo hay épocas que te inspiran una cosa, aunque te confieso que lo que inspira más a un escritor son las relaciones sentimentales, lo lirico y la mujer; posteriormente te dejas influir por la tierra como es mi caso ya que soy de Chimbote.

-¿Todos los días te levantas poeta?

-Eso depende, pienso que existe un ingrediente en el aire que te vuelve más sensible para escribir poesía, pero también hay otros días que estas con un humor diferente y te acuerdas de que tienes un libro de narrativa y te sientas a escribirlo porque ese género necesita más tiempo.

-La cultura es algo que lastimosamente no es lo que más vende en un país como el nuestro, en tu caso como escritor, ¿qué tan difícil te ha sido sobrellevar esa situación?

-Antes era muy difícil, ahora las cosas han cambiado. Hoy puedo decirte que en nuestro país existe gente que escribe y aunque no gane muy bien, sí lo suficiente para tener las esperanzas de que eso va a cambiar, será por ello que han venido editoriales transnacionales a descubrir a los nuevos escritores.

-¿Cuesta sacar un libro en nuestro país?

-Sí, es por ello que muchos escritores prefieren editar sus propios libros.

-¿Se puede vivir de la escritura?

- Todavía, pero tengo la esperanza de algún día esa situación cambie. En mí caso, afortunadamente tengo una editorial que se llama Ornitorrinco editores y ese oficio me mantiene.

- Si los escritores de la capital tienen problemas, ¿qué podemos decir de los de provincia?

- No creas que porque viven en el interior del país están peores que nosotros. Conozco muchos que vienen trabajando muy bien con las editoriales nacionales.

-Es un mito o una realidad cuando afirman que el escritor tiene un ego muy grande.

-Pienso que es un mito que se está rompiendo últimamente, eso porque cada vez el escritor se siente un obrero más en esta sociedad.

-Cambiando de tema pero siempre ligado al mundo de las letras, se creó el Ministerio de Cultura ya hace algunos meses atrás. ¿De esa fecha a la actualidad se nota un cambio favorable hacia los escritores?

-Como institución autónoma es muy positivo porque gracias a ello se puede trabajar “mejor” para sacar la cultura de lo más recóndito de nuestro país. Sin embargo no todo es bueno, ya que se ha elegido a las personas equivocadas para dirigirlas situación que ha hecho que este ente hasta la fecha no haya aportado nada a las letras.