jueves, 8 de marzo de 2012

“El teatro debe hacer programas que lleguen a la gente, no que aburran”

La bella y multifacética actriz Kareen Spano, señala que la gente en el país no ve mucho teatro porque aún se siguen usando en la producción paquetes extranjeros que en la mayoría de los casos no enganchan con nuestra realidad.

-¿Qué es el teatro para ti?
-Todo, yo vivo del teatro; recuerdo que cuando era joven toda mi promoción buscaba ser la “Paquita Peruana” o trabajar en “Nubeluz”, era un sueño para muchos lastimosamente no todos lo lograron.
-¿Antiguamente el actor de teatro podía trabajar en la televisión?
-No, los grandes actores en esa época no hacían teatro porque se condenaban a ellos mismos; todo cambio cuando vino la crisis económica de los años 80 y 90 donde casi por presión tuvieron que hacer televisión y veo que no están mal económicamente hablando, inclusive yo también empecé a trabajar en esa época en las novelas de América Televisión.
-¿Para muchos la televisión da miedo, en tú caso como es?
-
Antiguamente le tenía mucho miedo, probablemente porque era muy joven, pero ahora le respeto ya que en ese mundo te encuentras con grandes actores como Alberto Isola que tiene más de 40 años de experiencia actoral.
-¿La televisión te da poder o te hace creer que tienes poder?
-Pienso que lo segundo porque literalmente te abre las puertas de cualquier sitio y a veces tu no estás preparado para asumirlo, un claro ejemplo es que yo empecé a hacer televisión recién a los 22 años cuando pude haberlo hecho a los 16 pero no lo hice por el temor de distorsionarme por el gran impacto que tiene la televisión en uno.
-¿Y el teatro te da poder o no?
-Definitivamente no porque en el Perú hay poca audiencia en el público, caso contrario sucede con la televisión donde miles de personas te ven en simultáneo y eso hace que te vuelvas conocida por todos.
-¿Qué técnicas se emplea en el teatro que no se usa en la televisión?
-
En realidad las técnicas son casi las mismas, con la diferencia de que durante todo el tiempo que dura la obra tú como actor de teatro debes tener atrapado al público desde principio a fin, caso contrario sucede en la televisión donde siempre existe el “corte” ya sea porque hubo bulla u otro factor y lógicamente cuando haces una escena televisiva te dicen donde debes pararte porque el director de luces te ha puesto sus reflectores para reflejar tu rostro, entre otras cosas.
-¿Entonces hacer teatro es más difícil?
-
No necesariamente, pero cada uno tiene su propia técnica, pero el fin es el mismo que es la de captar al público desde el primer segundo.
-Tú que eres profesora de teatro, ¿cómo ves a la nueva generación de actores en nuestro país?
-
Bien, quizás no tengan mucha técnica los chicos que trabajan en la televisión, pero si mucha frescura y espontaneidad y eso le agrada al público peruano, lastimosamente eso es un punto negativo para el teatro.
-¿Por qué dices eso?
-
Si analizas bien, te darás cuenta que el teatro está muy encasillado y eso hace que pierda peso, es por eso que se deben hacer programas tipo “Realitys” para que la gente se sienta conectada.
-¿Al peruano le gusta el teatro?
-
Creo que no, eso se debe porque muchas piezas tienen sus tramas muy aburridas. Personalmente yo prefiero alquilarme una película y verla con mis amigos y pararme en el momento que quiera, caso contrario sucede cuando estoy en una obra teatral donde no puedo hablar por celular o fumar un cigarro porque está prohibido, cosa que me parece genial pero no me gusta ya que te hace sentir encasillado a algo o alguien.
-¿Entonces que debe pasar para que el teatro surja?
-Lo primero que deben hacer los actores de teatro es hacer un gran espectáculo, no una novela o poemario porque eso aburre.
-¿A qué te refieres?
-Tiene que haber una buena trama con historias frescas para que la gente se quede enganchada.
-Si en nuestro país existen buenos actores para hacer teatro, ¿quizás el problema no sea de ellos sino de los guionistas?
-
Quizás, aunque otro problema es que en el campo de la producción seguimos comprando mucho los paquetes del extranjero que no funcionan en nuestro país porque no estamos acostumbrados a esas historias, lo nuestro es más coloquial, más simple, es por ello que el programa de “Al Fondo Hay Sitio” está pegando porque son tramas que ves en la esquina con gente común y corriente.
- Probablemente el éxito de “Al Fondo hay Sitio” se deba a que la mayoría de los protagonistas tienen rasgos peruanos
-
Claro, para nuestro entorno está perfecto; recuerda que nosotros tenemos una infinidad de razas, y ya es hora que empecemos aceptar esa realidad.
-Pero lamentablemente somos un país racista, ¿eso se ve en la televisión?
-
Fuimos, somos y seremos terriblemente racistas, pero el hecho de que en las series sean protagonizadas por gente de rasgos peruanos es un cambio favorable. Ahora el racismo viene porque no hay muchas oportunidades laborales en nuestro país y eso el Estado lo debe trabajar.
-¿Qué tanto ayuda el teatro a una persona común y corriente?
-Bastante, por eso yo siempre recomiendo que entren a cualquier taller de teatro porque te observas a ti mismo y además podrás desenvolverte sin ningún problema frente a los demás.
-Estuviste en Brasil (Sao Paolo), ¿cómo se vive el teatro por allá?
-Hace dos años, yo estuve en un festival de teatro por la comuna de Sao Paolo y me quedé impresionada porque su producción es impresionante tanto en cine, teatro como en televisión; con decirte que Brasil produce más que toda Sudamérica junta, eso te da a entender el gran poder económico que tienen. Por otro lado, el nivel actoral es muy elevado por eso allá las salas casi siempre están llenas.
-Finalmente, ¿cómo ves el cine?
-Mal, no hay producción, no hay dinero para invertir, para colmo se desactivó el Consejo Nacional de Cinematográfico (CONACINE), y eso es algo raro porque se supone que con la película “La Teta Asustada” este género desarrollaría, pero se ve que no pasó nada y eso es lamentable porque existe material.