jueves, 22 de marzo de 2012

“La delincuencia a sometido al gobierno mexicano”

A pocos meses de llevarse a cabo las elecciones presidenciales en México, “El Universal” conversó con Josefina Vásquez Motta, candidata del Partido Acción Nacional (PAN), que de acuerdo con los últimos sondeos sería la nueva mandataria. En una amena entrevista, Vásquez nos revela parte de su plan de gobierno para enfrentar los sinnúmeros problemas que aquejan a su país. Asimismo destaca la hermandad entre Perú y México.


- Hablar de México hoy en día es hablar de inseguridad, la violencia en su país sigue siendo alarmante. ¿Cree usted que no se está acertando con la estrategia?

- El problema de la delincuencia en México es un flagelo que no tiene cuando acabar. Ha sometido no solo al gobierno sino a todo el país. Hoy en día caminar por las calles de ciudades como Chiapas, Tijuana, Ciudad Juárez y hasta el mismo Distrito Federal, son una ruleta, porque no sabes si vas a llegar con vida o no. A pesar de que se han hecho continuos intentos por querer solucionar el problema – este ha ido creciendo.

- ¿A su criterio que es lo que no se ha estado haciendo correctamente?

- Para este tipo de casos está claro que el factor inteligencia juega un papel preponderante a la hora de combatir – no a pandillas, ni a delincuentes comunes, sino a bandas delictivas que actúan organizadamente. Para enfrentar este flagelo el Estado debe comandar este tipo de acciones, cosa que no ha venido haciendo por considerarlo solo como un tema de orden interno, criterio que es un grave error.

- ¿Pero es de conocimiento público que la delincuencia común en México está estrictamente ligado al narcotráfico?

- Esa información que tiene es parcial. Cuando aparecieron los cárteles mexicanos (Sinaloa, Tijuana, entre otros) por la década del 70 el índice de delincuencia era bajo. Esta recién empezó a crecer cuando el narcotráfico comenzó a expandirse. También hay que tomar en cuenta que la delincuencia es también producto de la pobreza y la desigualdad social que existe en ciertos sectores de la población.

- ¿Actualmente el narcotráfico en su país se ha vuelto un problema difícil de controlar?

- Es cierto lo que usted dice. Hoy existen zonas en donde el precio de la vida no vale nada. Asesinatos por ajuste de cuentas son el pan de cada día. En este problema el Estado es consiente de que el narcotráfico le lleva la delantera – es un tema que difícilmente se pueda solucionar en cinco años, pero si se puede comenzar a utilizar diversos mecanismos jurídicos para poder combatir este flagelo.

- Señora Josefina Vásquez, en caso usted llegue a la presidencia de México. ¿Cuál sería una de sus primeras medidas con respecto a este tema?

- El problema esta planteado y las medidas tienen que ser radicales. En el PAN tenemos una consigna que es devolver a México la seguridad y tranquilidad que tanto necesita. Para ello proponemos que el Estado como ente supremo sea el encargado de dirigir una política frontal y agresiva, con un presupuesto destinado exclusivamente a combatir desde todos los flancos.

- ¿Paralelo al narcotráfico existe también el problema del lavado de activos y el tráfico de inmigrantes que también son importantes?

- Buen punto. Los problemas que antes mencionas están estrictamente ligados al narcotráfico, de forma directa e indirectamente. Si bien es cierto en menor proporción, de todas maneras van a ser tomados en cuenta en nuestro plan de gobierno, debido a que se ha detectado en el caso de los mexicanos que tratan de cruzar la frontera hacia los Estados Unidos que ellos lo hacen huyendo de la delincuencia y el narcotráfico. Del otro lado está la mafia del lavado de activos ligados al narcotráfico, ahí se agudiza el problema debido a que se trata de mafias organizadas con redes en todo el país y en el extranjero; al respecto pretendemos crear un área de inteligencia financiera que se va encargar de detectar todos los movimientos sospechosos de dinero.

POLÍTICA Y ECONOMÍA

- En la actualidad América Latina está en el ojo de todo el mundo con respecto al sostenible crecimiento económico. ¿En México está pasando lo mismo que en el Perú?

- No en la manera que quisiéramos. Pero si hay que reconocer que tanto Perú como México están experimentando cambios positivos en cuanto a que han mantenido sus economías estables, producto de sus acertadas decisiones en el ámbito del comercio interno y externo. Esto nos da una valla muy alta en caso lleguemos a la presidencia, porque sostener las cifras en azul no es tarea fácil.

- Dentro de sus propuestas está la de fomentar las expansiones de las industrias dentro y fuera de México. ¿Cómo hacerlo?

- Las expansiones no solo de las industrias, sino también de servicios, energía y minería que son parte de lo que hemos denominado en el PAN “apertura económica”, que consta de dotar de todas las facilidades a las empresas mexicanas que quieran expandirse. Es decir, el Estado va a servir como nexo entre las compañías y los países vecinos.

Con respecto al mercado interno – se tiene pensado agilizar todos los trámites burocráticos que actualmente se tiene, para que una persona que quiera hacer empresa ya sea grande o pequeño lo pueda hacer en solo cuestión de días, ese va a ser nuestra promesa.

- ¿Ello va a ir de la mano con las nuevos TLC con otros países?

- En el hipotético caso que lleguemos a la presidencia, vamos a priorizar los tratados de libre comercio con países emergentes que están en pleno desarrollo. Para dar un ejemplo, después que se firmó el TLC con Perú (2006) en solo un año logramos colocar alrededor de mil 300 millones de dólares en productos. Esto nos da un indicativo que firmar acuerdos comerciales con países en vías de expansión es favorable para el desarrollo de un país.

CAMPAÑA ELECTORAL

- ¿Es lógico que como candidata del PAM usted tenga ideas liberales? ¿Esto va a influir en su campaña?

- Representar a este partido que a lo largo de los años ha demostrado estar dispuesto a luchar contra la dictadura, la represión y la igualdad, me llena de orgullo y satisfacción. Es por esa razón que durante toda mi campaña está basada en estas doctrinas, ahora el trabajo está en convencer al electorado que todos tenemos derechos a ser libres. Esperemos que estas elecciones sirvan para dar a conocer nuestros pensamientos y lineamiento de lo que queremos para México. Con respecto a si va o no a influir en la campaña esto será materia de un estudio posterior para ver si dio o no resultado.