jueves, 15 de marzo de 2012

“Gracias a la comida, Iván Thais está vendiendo sus libros”

Para el cocinero Miguel Navarro, Mistura debe mejorar su organización. A su juicio no se puede cobrar 20 soles la entrada porque no refleja la realidad económica del país. Sobre la cantidad de institutos que han aparecido ofreciendo cursos de gastronomía, señala que el MINEDU debe supervisar la calidad de la enseñanza para no engañar a los muchachos.


-¿Qué te pareció Mistura 2011?

-Pienso que la organización estuvo muy enredado, no sé precisaron bien lo que se iba a presentar.

-¿A qué se refiere con eso?

- Al desorden que hubo al momento de ingresar al recinto por lo pequeño que es y al precio de las entradas (S/. 20.00) que no estaban acordes a la realidad económica de nuestro país. Por ejemplo, para una familia de cinco miembros el papá tenía que gastar solo en las entradas 100 soles fuera de los platos que había y los postres que costaban 5 soles cada uno.

-En cuanto a la capacidad eso cambiara puesto que está casi confirmado que el Mistura de este año será en el parque zonal de San Juan de Miraflores.

-Me parece genial porque prácticamente el local del centro de Lima no se daba abasto para tanta gente; ahora lo positivo del último Mistura es que se batieron todos los record y esto gracias a la gran labor que hizo el Estado en traer a renombrados cocineros del mundo como Ferrán Adrià quien está haciendo un documental sobre nuestra gastronomía.

-¿Crees que Mistura debiera descentralizarse en el interior del país?

-Ha habido algunos eventos en el norte que fueron un éxito, pero el “chiste” de Mistura es que los restaurantes que estén en Piura, Arequipa o Puno lleguen a Lima para que el ciudadano de la capital tenga una idea de que se puede comer en el interior del país.

-¿Es Gastón Acurio el mayor representante de la comida peruana en el extranjero?

-Claro, es nuestro embajador natural de la gastronomía en el extranjero, y además es el principal organizador de un evento como “Mistura” que hoy por hoy es bien visto a nivel mundial.

-¿Tenemos a otro abanderado en la gastronomía peruana aparte de Gastón Acurio?

-Claro que si, Rafael Osterling es el indicado en agarrar ese lugar, esto debido a los grandes logros que está teniendo en el extranjero, por ejemplo gracias a su libro “Rafael. El chef, el restaurante, las recetas”, él se consagró campeón en la categoría al mejor libro de chef. Como ves si tenemos futuro en la cocina peruana.

-¿Es verdad que nuestra comida peruana está en el tercer puesto a nivel mundial?

-Yo creo que debemos estar en el primer lugar, no en el tercero, porque tenemos una variedad de plantas y tubérculos únicos en el mundo.

-¿El peruano (a) es por sí un cocinero?

- Una cosa es chef y otra es ser cocinero. Para ser chef tienes que tener mucha experiencia en el manejo de nuestra gastronomía ya que esta es muy amplia. Mientras no manejes esto solo eres cocinero. Ahora el peruano es un cocinero por excelencia de eso no cabe duda.

-Como cocinero has tenido la oportunidad de viajar a diferentes países, ¿cuál fue su apreciación en cuanto a la comida extranjera?

-Tuve la oportunidad de viajar a Centro América donde observe que la comida de esa zona tiene mucha influencia americana, mexicana e inclusive peruana cosa que me pareció interesante porque con eso te das cuenta de que nuestra variedad de alimentos están saliendo al extranjero.

-Ahora todos quieren estudiar cocina, pero no hay un estándar de calidad en las escuelas e institutos, ¿cómo solucionar el tema?

-Ese tema es muy complicado, pero pienso que el Ministerio de Educación debe hacer una auditoría interna para que vaya a esas casas de estudio haber si cumplen con los estándares de calidad porque si no estaríamos engañando a los chicos.

-Iván Thais hace un tiempo crítico a la comida ¿por qué crees que lo hizo?

-El es un personaje mediático que lo único que hizo es llamar la atención del público, lo logró pero no tiene influencia.

-¿Crees que tenga razón en lo declarado?

-Más que todo es su punto de vista y se la respeta; no debemos hacer mucho drama porque sino le estaríamos dando cavidad a alguien que no tiene mucha importancia, además su propósito era vender y hacerse conocido y lo consiguió porque ahora está vendiendo sus libros y debe agradecer a la comida peruana por esa oportunidad.