jueves, 19 de abril de 2012

“Del modelaje no se puede vivir”



Una de las modelos más cotizadas del momento, Thalia Estabridis se confesó a “El Universal” y nos conto un poco más de su vida y sus proyectos tanto en la televisión como en su nueva faceta de Claun.

-¿Qué carrera tenías pensado estudiar cuando saliste del colegio?
-No me acuerdo bien, pero sé que en mi test vocacional salió la carrera de arquitectura algo que me extraño porque nunca tuve una buena relación con los números. Felizmente no le hice caso y empecé a estudiar publicidad que era lo que realmente me agradaba, al menos en esa época.
-¿El modelaje lo tomaste como una segunda opción?
-Te comento que nunca fue una opción en mi vida, solo lo veía como un pasatiempo para ganar dinero y solventar los estudios. Sin embargo, fue tanto el gusto que hasta ahora estoy metida en este mundo.
 -¿Qué tan difícil es la carrera de modelo en nuestro país?
-En realidad es bien difícil porque tienes que tener una técnica para caminar y agradar no solo al público sino también al jurado que te estará observando cualquier actitud que tomes.  Ahora existen clases de modelaje, por ejemplo para lencería las chicas por lo general son delgadas y bajitas, también existen las candidatas que nos representaran en algún certamen internacional donde deben ser altas (mínimo 1.75) y no tan voluptuosas para poder sobresalir con las demás. Ahora último las famosas chicas Reef están empezando a sobresalir y ellas tienen por lo general un atributo que deben trabajarlo día a día (su derrier). En general el modelaje no solo es caminar sino tener dedicación y humildad a la hora de escuchar los consejos de los más experimentados.
-Se dice que esta actividad siempre está marcado por los escándalos, ¿eso es cierto o son meras especulaciones de la gente?
-En todo lugar hay situaciones que quizás uno por su juventud no lo sabe sobrellevar. Ahora los escándalos se dan en cualquier sitio solo que está en ti si tomas o no ese camino; en mi caso siempre trato de pasar lo más desapercibido posible.
-Empezaste a participar en diferentes desfiles de moda donde incluso nos representastes en el  Miss Model Of The World Alemania, además de ser candidata a Miss Perú en el 2001, ¿qué experiencias rescatas de esos dos eventos?
- De las mejores porque pude conocer diferentes lugares del mundo y además sus culturas, lastima que no pude traer ninguna corona para nuestro país pero me quedó la satisfacción de poder competir con gente muy preparada.
-¿Esos desfiles fueron el trampolín para que ingreses a trabajar en un programa de televisión?
-Pienso que si ya que lo que busca todo programa de televisión y más si recién sale al aire es que salga una chica que haya participado en algún concurso de belleza o en su defecto que sea agraciada para que tenga impacto visual al público televisivo.
-Estuviste  en un programa televisivo muy sintonizado en nuestro país como Habacilar que conducía Raúl Romero. ¿Qué experiencias sacas de esa época? 
-De las mejores, ya que gracias a la oportunidad que me dio Raúl Romero pude afianzarme completamente en el mundo de la televisión, además de estar con personas que me ayudaron bastante en el desenvolvimiento frente a las cámaras de televisión. 
-Se dicen que las modelos son “calabacitas”, ¿compartes esa opinión? 
-Lo que pasa es que la palabra “modelo” en un país como el nuestro está asociado a personas de poco intelecto, cosa que no se ajusta a la verdad. Para ser modelo hay que conocer muchas para poder desenvolverte bien. 
-¿Se puede vivir del modelaje?
-No, es por ello que es recomendable tener otras opciones paralelas al mundo de las pasarelas como lo están teniendo muchas chicas que han abierto sus escuelas de modelaje o incluso son conductoras de televisión; en mi caso mi rumbo es diferente porque tengo el arte en las venas y quiero explotarlo al máximo.
-Ahora estás entrando a una nueva faceta en la televisión, que es la de ser reportera. ¿Qué me podrías decir al respecto?
 -Es un tema en la cual todavía no puedo hablar porque estoy prohibida de dar mayores declaraciones, en todo caso la televisión ya es parte de mi vida y no pienso dejarlo.
-Pero si nos puedes contar sobre tú debut como Claun
-Claro, es la primera vez que hago de Claun y la verdad me siento muy feliz porque es algo que siempre tuve curiosidad de hacer, es por ello que hace dos años estoy llevando cursos de Claun para poder perfeccionarme.
-Ser claun es algo que tiene que salirte del corazón porque son los encargados de dar alegría a los niños que más sufren
-Eso es verdad, eso fue precisamente una de las razones del porque tome la decisión de formar parte de la obra  teatral “Cero en Historia”.
-¿Te chocó bastante ensayar las escenas?
-Al comienzo me puse un poco nerviosa en los ensayos porque ser claun significa tener carisma, además recuerda que es la primera vez que estoy en las tablas frente a un público y eso hace que quizás los nervios me traición. Sin embargo, con el pasar del tiempo esos miedos se fueron disipando y ahora siento que estoy haciendo las cosas de la mejor manera.
-Ya que estas haciendo tus pininos como actriz, ¿te interesaría hacer novelas teniendo en cuenta que las producciones nacionales están creciendo considerablemente?
-En realidad no me llama la atención porque ser actriz se necesita una preparación muy especial, pero bueno vamos a ver que pasa más adelante; tiempo al tiempo.