miércoles, 4 de abril de 2012

“Las dictaduras traen atraso para los países latinoamericanos”

Jorge Quiroga, en su calidad de exmandatario de Bolivia, tilda al actual mandatario Evo Morales de oportunista por estar jugando con el futuro de todos los bolivianos - al estar impidiendo que su país pueda recibir inversión extranjera. Sobre el litigio que tiene el Perú con Chile en la Corte de La Haya, dice que ésta es muy importante ya que un fallo negativo pondría un segundo candado a Bolivia para lograr su salida al mar.


- ¿Con Evo Morales en el poder, Bolivia puede estar condenado al fracaso o este es solo una aseveración de mala fe inventada por la oposición?

- Tampoco hay que irnos a los extremos. La figura ideológica del Movimiento al Socialismo (MAS), partido que llevó a la presidencia al sindicalista Evo Morales, tienen pensamientos comunistas que se ven reflejados en las diversas decisiones políticas y económicas que están llevando por un mal camino a Bolivia, y eso no es un invento de la oposición, las cifras y los hechos así lo demuestran.

- Entonces como se entiende que los sectores menos favorecidos estén apoyando a Evo. ¿No cree acaso que esta situación se deba a los abusos que las empresas privadas hicieron durante años con la anuencia de muchos gobiernos?

- Eso es lo que Evo Morales ha tratado de hacer creer a la población. Durante los gobiernos democráticos se mantuvo una economía estable con regímenes arancelarios establecidos, con una seguridad interna y externa que permitieron que empresas trasnacionales inviertan en Bolivia, y así se ha venido dando hasta que el MAS llegó al poder.

- ¿Uno de los puntos en que se basó Evo Morales durante su campaña fue la de devolverle a Bolivia la autonomía de sus recursos naturales (gas y minerales) que le fueron arrebatados durante los regímenes democráticos?

- Eso es falso. Si bien es cierto se firmaron convenios de explotación con empresas trasnacionales – estas fueron suscritas con clausulas específicas que iban en beneficio del pueblo boliviano – en ningún momento se tuvo la intención de perjudicar – los precios establecidos son los que están acorde con el mercado internacional.

- ¿Entonces como se entiende que ahora Bolivia esté vendiendo, por ejemplo, a un mejor precio el gas a Chile que durante los gobiernos de derecha?

- Aquí existe otra imprecisión. En estos últimos años el precio de metro cúbico de gas ha subido considerablemente – esto debido a la demanda de este hidrocarburo en esta parte del continente. Es falso de que en gobiernos anteriores se haya estado vendiendo a precios por debajo del mercado.

- ¿Usted está de acuerdo con que las utilidades de la empresas estatales sean repartidos de manera directa al pueblo boliviano?

- La función del Estado no es la de repartir las riquezas de forma directa sino la de solucionar los problemas sociales, con políticas acorde con las necesidades. Ha quedado demostrado años anteriores que esta manera populista de hacer política trae consigo pobreza y corrupción.

- ¿Entonces es o no favorable para Bolivia que el Estado intervenga directamente en la protección de los recursos hidroenergéticos?

- Si es bueno de que intervenga pero a cierto punto – no se puede permitir que se ahuyente a la inversión privada con regímenes autoritarios que lo único que hacen es entorpecer el desarrollo de países en vías de expansión. Esta corriente de socialismo intervencionista que en la actualidad están aplicando Ecuador y Venezuela, son producto de una ideología castrista (Cuba) que tiene como pensamiento crear estados oprimidos, autoritarios y digitados por el gobierno.

DIFERENDO MARÍTIMO

- ¿Desde su posición como ex mandatario de Bolivia, debe ser difícil ver que su país aún no logra alcanzar una salida soberana al mar?

- Desde que asumí el cargo de presidente (periodo 2001-2005), siempre tuve la ilusión de darle a mi país una soberana salida al mar. Pero por cuestionen que pasan estrictamente por el terreno político y diplomático no se ha podido dar, a pesar de que se han presentado sendas pruebas que ratifican nuestra posición – entre ellos documentación que demuestra que en ese tratado estaba estipulado que se le iba a crear una zona franca en Antofagasta (antes territorio boliviano), en donde íbamos a tener salida soberana al mar.

- Y por qué cree usted que no se ha dado esta figura ¿El peso político tiene algo que ver?

- En absoluto. El asunto no pasa por quién o quienes estén llevando este engorroso proceso, aquí el asunto es estrictamente judicial – pero hay que reconocer que Chile tiene un staff de abogados y expertos en tratados internacionales de primer nivel que están haciendo un estupendo trabajo al estar dilatando este proceso de la mejor manera, mientras que Bolivia viene haciendo los esfuerzos por no decaer en su intento así como lo viene haciendo el Perú.

- Se ha establecido que en diciembre próximo se iniciará en la Corte de La Haya las audiencias para ver el litigio Peruano-Chileno ¿Esto les da algunas esperanzas?

- Estas audiencias serán decisivas no solo para Bolivia sino para el Perú, ya que si el veredicto final en contrario se convertirá en una suerte de segundo candado para Bolivia.

-En el supuesto caso de que se de un conflicto bélico entre Perú y Chile, ¿ustedes apoyarían a nuestro país?

- Téngalo por seguro que el pueblo boliviano, así como las autoridades estaremos gustosos de apoyarlos. Pero primero tenemos que agotar todos los esfuerzos posibles para que esto no suceda. Una guerra en Sudamérica seria devastadora no solo para los intereses económicos de Perú y de Chile, sino de todos los países de la región.