miércoles, 4 de abril de 2012

La importancia de caminar y correr

El deporte es una actividad que nos fortalece tanto en lo físico como en lo espiritual. Lamentablemente en nuestro país eso no se da por muchos factores, quizás uno de ellos sea el agobiante estrés que el peruano padece o el exceso de tabaco y cerveza que consume.


Las personas que gustan de hacer todo tipo de ejercicios por lo general se esfuerzan hasta que su respiración empiece a ser dificultosa, y tengan excesivas pulsaciones.

Sea cual sea la decisión, no olvide que debe empezar despacio, por ejemplo en solo un día no pretenda cubrir una distancia de una maratón sin la preparación adecuada.

Ahora otro aspecto muy importante es que no se le ocurra hacer velocidades inadecuadas. Lo único que conseguirá es desperdiciar glucógeno, albúmina e incluso destruir estructuras celulares. Además de provocar agotamientos y desagradables calambres.

Para un buen ejercicio es recomendable estar acompañado. Si lo hace muy temprano o al anochecer asegúrese de que el lugar escogido tenga un buen alumbrado eléctrico. En lo posible lleve consigo un silbato o algún tipo de repelente.

El calzado adecuado

Muchas personas, especialmente en nuestro país creen que cuando salen a correr no importa las zapatillas que tengan puestas, pues está comprobado científicamente que los calzados que usted usara en su rutina deportiva debe ser la más adecuada esto debido a que podrá tener problemas más adelante.

Es por ello que diferentes marcas deportivas están empezando a modificar sus modelos para que el cliente (corredor ya sea profesional o amateur) pueda sentirse cómodo. A continuación estos son algunos de las características que deben tener sus zapatillas a la hora de empezar a correr. Buena amortiguación, costuras selladas con silicona para una mayor resistencia al agua, pisos con tacos de caucho para una mayor tracción y durabilidad. Asimismo ranuras delanteras de flexión y diseño biselado en el talón para una mayor estabilidad al andar.

¿Qué tan importante es caminar en el embarazo?

Caminar es un ejercicio que favorece la buena salud para todo el mundo, pero especialmente lo es para las mujeres embarazas. Los beneficios de caminar durante el embarazo son múltiples, por ejemplo para el desarrollo correcto del embarazo, permite relajar tensiones y reducir los niveles de estrés, así como tonificar un gran número de músculos de nuestro cuerpo.

Aparte, caminar es recomendado para no tener un embarazo complicado, ya que los esfuerzos no son buenos y, por tanto, tampoco es recomendable que camines en exceso.

Para que aproveches de todos estos beneficios de caminar durante el embarazo, lo primero que debes tener en cuenta es que debes hacerlo por espacio de 30 minutos, al principio, y llegar hasta los 60 cuando ya te hallas acostumbrado a andar. Las caminatas han de hacerse a paso ligero, no te esfuerces demasiado. Lo mejor es que, si no estas acostumbradas, empieces poco a poco para luego ir aumentando los niveles en función a su capacidad.

Es mucho mejor que lo hagas todos los días, no olvides que los beneficios serán mayores si caminas, al menos, cuatro días por semana.

Cuando entremos en la estación más calurosa, el verano, siempre debes caminar a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde porque son los momentos con menos temperatura del día. Ahora, todavía, puedes caminar al mediodía o en las primeras horas de la tarde, porque todavía no hace demasiado calor.

Para caminar, debes de vestir siempre prendas cómodas y no muy estrechas. El calzado, por supuesto, debe ser también cómodo, es decir, zapatillas deportivas o zapatos de tacón bajo y ancho.

Es importante que evites las caídas. Así que evita caminar por suelos con demasiados relieves, desniveles o con excesivos obstáculos. Para terminar, si sufres de taquicardias, fatiga o contracciones, debes evitar caminar y acudir directamente al ginecólogo para que te hagan una revisión cuanto antes, de esta forma evitarás problemas no deseados.

La importancia en los diabéticos

El ejercicio regular es especialmente importante para una persona con diabetes. Ayuda con el control de azúcar en la sangre, pérdida de peso, y presión arterial alta. Las personas con diabetes que hacen ejercicio tienen menos probabilidades de experimentar un ataque al corazón o un derrame cerebral que los diabéticos que no haga ejercicio regularmente. El ejercicio, en general, ayuda a controlar los niveles de glucosa en la sangre, porque el ejercicio provoca que las células musculares utilicen más azúcar y oxígeno que las otras. El ejercicio también ayuda a que la insulina trabaje mejor.

Hay dos tipos principales de ejercicios, el ejercicio aeróbico y anaeróbico.