jueves, 26 de abril de 2012

“La formalización del transporte va a beneficiar a todos los limeños”



Para Luis Quispe Candía de la ONG Luz Ámbar, el nuevo Reglamento del Transporte Urbano de Lima Metropolitana, que será aprobado el próximo mes de mayo, permitirá a la capital contar en los próximos años con un transporte público moderno. 

- La alcaldesa de Lima Susana Villarán acaba de anunciar la nueva norma de transporte público que obliga a las empresas de transporte a formalizarse, para así convertirse en sociedades anónimas. ¿Con esta norma se acabó el problema del caos del transporte?
- Digamos que es un gran paso hacia un transporte más moderno y seguro, pero no podemos dejar de lado que es solo una medida de muchas que se deben aplicar. Con respecto a la conversión a sociedades anónimas esta se debió dar en un contexto de normas específicas para poder reducir nuestro parque automotor que se encuentra congestionado.
- ¿Cuál era el verdadero problema de nuestro transporte público?
- Actualmente nuestro parque automotor es de cerca de 400 mil vehículos de los cuales 34 mil son de transporte público. Esa cifra es abismal si lo comparamos con el número de habitantes y la extensión territorial de Lima Metropolitana y el Callao. A esto tenemos que sumarlo que nunca ha existido una reglamentación a la hora de formar una empresa de transporte, es decir cualquiera podría ser propietario de una de ellas sin tener ningún vehículo.
- Esta situación, ¿qué daño nos hizo?
- Mucho. Nadie se hacia responsable por los accidentes y por los daños ocasionados por estos a terceros, es más no se contaba con  un registro actualizado de los choferes y cobradores que laboraban a la empresa. Además el nivel de organización de las frecuencias y rutas respondía a los intereses de los choferes que en su mayoría eran los propietarios de los vehículos quienes no respetaban los horarios de rotación establecidas por las empresas.
- La inminente Reglamentación del Transporte Público, ha generado que algunas empresas hayan amenazado con irse a un  paro, ya que aducen que se estaría infringiendo un derecho constitucional al obligarlos a renovar su flota vehicular y volverse empresas formales. ¿Usted cree que tienen la razón?
- Los que se oponen son los que siempre han querido seguir trabajando de forma desordenada, sin ninguna visión futurista. Aquí todos debemos poner el hombro para tener un transporte ordenado y seguro. Estoy convencido que con el tiempo van a recapacitar y van a ser los primeros en pedir ser incluidos en nuevos reordenamientos vehiculares.
- La desaparición de las combis para ser reemplazados por buses de mayor envergadura es una de las medidas que está incluida en la norma. ¿Esa podría ser una pronta solución al problema?
- Es una acertada medida. Nosotros tenemos estudios que señalan que un gran porcentajes de accidentes de tránsito son provocados por las camionetas rurales (combis), producto de un manejo temerario por parte de los conductores que no tienen una ruta ni hora fija de laborar. Es decir, ellos salen a trabajar en su gran mayoría en horas punta donde existe mayor cantidad de afluencia de pasajeros. Esta acción no puede ser controlada por las empresas debido que ellos no son propietarios del vehículo.
- El hecho que el transporte urbano este a cargo de seis instituciones gubernamentales que se encontraban en un mismo rango de autoridad, ¿qué tanto agravó este problema?
-  Este problema radica en la Ley 27181 (Ley marco del Transporte y Tránsito Terrestre). Este estatuto establece seis autoridades a cargo del sistema de transportes: el Ministerio de Trasportes, los gobiernos regionales, los gobiernos distritales, los gobiernos provinciales, la Policía Nacional del Perú, la Superintendencia de Transportes Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (SUTRAN) y el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi).  Todos ellos con las mismas facultades de gestión, fiscalización y de normativa, es decir, ellos pueden emitir normas en su jurisdicción, aunque la ley diga en su segundo párrafo que los gobiernos locales pueden hacerlo sin contravenir las leyes ni los reglamentos.
- Es lo que viene sucediendo en el Callao y Lima. Sus normas de tránsito son distintas
- Así es. El reglamento de ellos no debería contravenir una norma nacional. Es así que tenemos 24 regiones que sacan ordenanzas, tenemos 1800 distritos que sacan reglamentos relacionadas con los vehículos menores. Allí está el problema. Tenemos que tener una sola autoridad que regule, que centralice todo el poder y, evidentemente, las otras autoridades deben contribuir a esta única autoridad, la cual tiene que ejercer el mando y diseñar toda la política de seguridad vial del país.
- Volviendo al tema del nuevo reglamento urbano. Se han establecido que las empresas de transporte pongan a sus trabajadores en planilla, así como la implementación de cinco horas corridos y diez en todo el día para choferes ¿En qué medida cree usted que será la solución?
- Digamos que es una buena medida para una futura solución. Todo gran cambio se empieza por algo pequeño. Lo que esta norma pretende es romper con la estructura actual del funcionamiento de las empresas de transporte, que son básicamente titulares de la ruta y les cobran enormes cantidades de dinero a los propietarios de las distintas unidades vehiculares que conducen muchas horas compitiendo con otros vehículos para disputarse a los usuarios. 
- ¿En cuanto a la financiación de la nueva flota de vehículos que el municipio  esta obligando ha ser? ¿Va ha ser rentable para los transportistas?
- Toda inversión en transporte siempre es rentable. Además la norma especifica que se le van a dar 10 años para que puedan financiar la compra de estos vehículos – es decir van a tener tiempo más que suficiente en recuperar lo invertido. Solo en Lima Metropolitana se realizan diariamente 13 millones de viajes, repartidas en 425 empresas de transporte, lo que significa que la facturación de cada empresa es más que suficiente para hacer ese tipo de inversión.
- Se pensaba que con el Metropolitano se iba a solucionar el problema del transporte público, es una utopía lo que nos vendió Luis Castañeda Lossio. ¿Es eso cierto?
- Eso no es cierto. En un principio el Metropolitano estaba diseñado para transportar alrededor de 700 mil viajes diarios – esto hasta el momento no se ha cumpliendo debido a que la anterior gestión municipal no ha cumplido en retirar de forma oportuna las 50 rutas que competían con dicho sistema de transporte. Hoy en día solamente transportan cerca de 300 mil viajes, eso ha hecho que las empresas concesionarias estén perdiendo dinero, pero eso con el tiempo se va a solucionar y con la habilitación del segundo corredor se va a solucionar – es una buena solución al problema.