jueves, 12 de abril de 2012

“Siempre quise dirigir mis propias obras”

-¿Desde cuándo estas metido en el mundo de la dirección teatral?

-Desde el 2002. En realidad yo empecé estudiando filosofía en la Universidad Católica, luego artes escénicas de donde soy egresado.

-¿O sea cambiaste de carrera?

-No, termine la carrera de filosofía pero sentía que no estaba completo, así que decidí estudiar artes escénicas lo cual egrese y eso hace que cuando haga una obra meta mi parte filosófica en cada escena y la verdad sale algo muy hermoso y enigmático.

-¿Cuál fue la reacción de tus padres cuando decides seguir estudiando otra carrera?

-Al comienzo les fastidió porque ser filósofo en un país como el nuestro no es muy rentable (económicamente hablando), pero realmente se amargaron cuando les comunique que quería seguir estudiando artes escénicas, pero al final comprendieron que era mi vida.

-Cuándo terminaste la carrera de artes escénicas en la Católica, ¿qué es lo primero que empezaste hacer?

-Cuando salí de la Universidad en el 2003 me puse a dirigir con Aldo Miyashiro la obra “Un misterio y una pasión”, que es la obra que dio inicio a la serie “Misterio” que él escribió y me invitó a codirigirlo. Fue a partir del 2005 cuando empecé a hacer mis obras más personales.