jueves, 26 de abril de 2012

Las otras víctimas del Vrae


La guerra que tiene el Estado contra los terroristas viene nuevamente afectando a la población civil. Como sucedió en los 90, campesinos entre las principales víctimas.

Los últimos operativos por parte de la Policía y el Ejército para liberar a los 36 trabajadores del Consorcio Camisea secuestrados por una columna terrorista y capturar al camarada “Gabriel”, no solo arrojó lamentables pérdidas humanas entre las fuerzas del orden y los subversivos, sino también entre la población civil. 
Según el periodista Dimas Soria de la Red Digital de Comunicadores Rurales y Activista Humanitario, la mañana del pasado 15 de abril en la localidad de Sanabamba decenas de campesinos-entre hombres y mujeres- fueron víctimas de un ataque aéreo sorpresivo por parte de las Fuerzas Armadas, producto del cual más de 17 personas fueron heridas por impacto de balas y cuatro han desaparecido. 
Los ataques no cesaron durante tres días, tiempo en el cual se escribieron varias historias de terror por parte de los pobladores. Aquí un extracto de sus vivencias.
 “Aviones disparaban a diestra y siniestra”
Carlos Cárdenas Bautista, esposo de Asunción Gavilán (45) que resultó con graves heridas en los miembros inferiores, producto de un bombardeo por parte de las fuerzas armadas en Sanabamba, nos cuenta que siendo las once de la mañana del domingo 15 de abril en el caserío  de Sanabamba – provincia de La Convención, de forma inexplicable aparecieron dos aeronaves del ejército volando a baja altura – y sin medir las consecuencias de sus actos dispararon contra la población civil que se encontraba en su mayoría en la plaza de armas de esa localidad. 
En un principio se pretendió justificar el ataque aduciendo que se trataba de un enfrentamiento cuerpo a cuerpo entre el Ejército y columnas terroristas, sin embargo esta versión fue desmentida por los propios pobladores. Carlos Cárdenas, uno de los que estuvo presente esa mañana, dijo que en ningún momento se produjo enfrentamiento alguno – es más afirma que ni siquiera vieron pasar patrulla alguna del Ejército por la zona – lo que desbarataría la hipótesis que se trataría de un cruce de fuego.    
Sobre su esposa, Cárdenas sostiene que ella  en estos momentos se encuentra internada en el Hospital Regional de Huanta (Ayacucho), donde se viene recuperándose de sus heridas.
Sobre los demás heridos, Dimas Soria confirmó a “El Universal” que todos ellos han sido evacuados a Huanta donde la Defensoría del Pueblo ha tomado nota de los acontecimientos.
Grave denuncia
El alcalde de Ayahuanco, Rubén Limache, señaló que el ametrallamiento a la población civil del último 15 de abril no es un hecho aislado por la zona. “Desde el 2009 se vienen produciendo una serie de bombardeos a la población civil, no solamente en mi pueblo sino también en otros lugares del VRAE”, refiere Limache.
 “Mientras el gobierno no modifique su estrategia de lucha contra la subversión en el VRAE, hechos como lo ocurrido el 15 de abril y que también se dio durante la década de los 90 en el Alto Huallaga y Ayacucho, seguirán aconteciéndose. Como siempre, los indefensos, o sea la población civil serán los más afectados”, recalca la autoridad edil.
Y razón no le falta.