jueves, 12 de abril de 2012

La nueva generación

Bonifacio Solsol (hijo) conocido en su barrio como Bonny, revela que duramente la etapa que vivió al lado de su padre lo fatal para él fue perder a su madre cuando era un niño. Hoy que es ya todo un hombre, no tiene reparo en juzgar duramente al gobierno y a los terroristas que fueron los causantes de sus miedos y noches tormentosas en Tocache. A Bonny, ahora lo único que lo motiva a salir adelante es “mejorar su futuro y el de su familia”.

Después de hablar con don Bonifacio (padre), Bonny nos aclara mejor el panorama de la vida que llevan en “Hubbert Lanssier”. Amablemente nos lleva hacer un recorrido por todo el vecindario, al mismo tiempo que nos explica las otras necesidades de la población. “Aquí la calidad de vida que llevamos no es la mejor, a la falta de agua potable se suma que nuestros niños no cuentan con una escuela, a penas si tenemos un pequeño jardín –nido que las propias madres dirigen. Recuerdo que hace algún tiempo el gobierno nos hizo la promesa de las becas de estudios para los jóvenes, pero que hasta ahora seguimos esperando. Al parecer fue solo un cuento más”, dice.

Además nos contó que la gente tiene que hacer un largo camino hasta Lima para hacer sus compras, ya que no hay tiendas cerca del asentamiento, pero lo increíble que nos dijo fue que “en muchas ocasiones mis vecinos e incluso mi hermano han tenido que llegar a sus casas subidos en el camión de la basura, debido a que en las noches ya no hay movilidad que te traiga y la única que queda es esa”. Indignación justificada.

Casi un poco melancólico, Bonny nos comenta que tiene la esperanza de que en un par de años este lugar se convierta en una urbanización, donde los niños y jóvenes tengan la oportunidad de desarrollarse y puedan tener una mejor calidad de vida. Muy orgulloso él nos dice que ya emprendió esa ardua tarea, porque hoy se encuentra estudiando en la universidad con el sueño de sacar adelante a sus seres queridos, así como también emprender un negocio para su padre don Bonifacio, a quien admira y muestra un gran respeto por su valentía.

Asimismo aprovechamos en preguntarle que pensaba sobre “MOVADEF”, ante ello mencionó: “Esto solo puede ser producto de una desinformación total y falta de cultura por parte de los jóvenes, que a pesar de no haber vivido aquel terrible suceso, no es impedimento para no saber la verdadera historia de país”. Aunque no los juzga por ello, les pide que si creen en algo primero que indaguen bien antes de dejarse llevar por simples palabras de personas, que solo buscan revivir un pasado que debería quedar atrás.