jueves, 19 de abril de 2012

Los contenidos se adaptan a las tabletas


Las tabletas este año se venderán a nivel mundial más del doble que en 2010, y en tres años la cifra casi se triplicará.

Cada vez diversos estudios dicen que las tabletas están matando a los ordenadores personales, al menos como herramientas de uso personal. El último miércoles Gartner predijo que este año se venderán a nivel mundial más del doble de tabletas que en 2010, 119 millones, y en tres años la cifra casi se triplicará hasta los 335 millones. Según IDC se calcula que en 2015 se distribuirán 328 de ordenadores personales. En resumen, se venderán, según estos vaticinio, siete millones más de tabletas.
Los creadores de contenidos buscan la manera de adaptarse al formato. Sin embargo, pocas veces son los editores los que dan con la fórmula adecuada. En España tanto Kiosko y Más como Orbyt sirven de kiosko virtual para periódicos y revistas. La propia Apple ha intentado varias veces entrar en el sector. En la biografía autorizada de Steve Jobs, Walter Isaacson desvela que para el creador de Apple, el iPad estaba llamado a salvar la industria editorial, así que, de alguna manera, encaja con sacar una aplicación para que los editores pongan sus contenidos. Sin ir más lejos, el New York Times es una de las publicaciones que sale en portada nada más abrirlo, también la revista Wired, especializada en tecnología. En ambos casos suman los artículos de la versión en papel con contenidos multimedia para enriquecer reportajes, así como infografías y gráficos interactivos.
También están las publicaciones, casi siempre revistas que han optado por crear su propia aplicación. Este es el caso de las españolas Orsai e iMag. Entre las más conocidas destacan Time, Paris Match, Style o Life.
La propuesta de Google con Currents es radicalmente diferente, porque se aleja del formato impreso y busca una forma diferente de presentar las noticias adaptadas a pantallas táctiles. Antes de que Google sacase Currents, primero como un experimento en Estados Unidos y solo para Android, Flipboard fue la primera aplicación capaz de crear una nueva propuesta narrativa y con una clave que se ha convertido en imprescindible, la selección social. Ambas añaden una novedad: el papel del selector de contenido, el curator en inglés. En Flipboard se pueden seguir las recomendaciones de Oprah Winfrey, mientras que en Currents se cuenta con la labor de criba de Robert Scoble, un reconocido videoblogger tecnológico, y Guy Kawasaki, considero un mago del mercadeo 2.0.
Entre las alternativas para leer en tabletas se encuentran bastante opciones: Zite, dice ser una revista personalizada, ya que combina el contenido de los blogs preferidos por el dueño de la tableta y el contenido editorial profesional, hay parte de pago y parte en abierto. Reeder, fue de los primeros lectores de RSS (suscripción a blogs) que salieron al mercado pensando en pantallas táctiles. No permite demasiada interacción pero presenta los posts con cierto gusto. Taptu, es muy parecido solo que añade la posibilidad de leer lo que recomiendan los amigos. Pulse, originariamente solo para Android, organiza la información en pequeños cuadros por temas para escoger qué se prefiere rápidamente. TweetMag, de diseño desenfadado, es, en esencia, un lector de Twitter, con un valor añadido, presenta los enlaces de los perfiles que se siguen como una revista. Es decir, convierte nuestro Twitter en un magazine.
Zinio
Formalmente se puede considerar la más tradicional. Disponible tanto en iPad como en Android, gratis en ambos casos, pero casi todo su catálogo es de pago. El precio de las revistas oscila entre dos y cinco euros. Destaca por trabajar en la nube, con una misma cuenta de usuario se pueden consultar todas las revistas compradas en diferentes aparatos.
Flipboard
Nacida en 2010 se mantuvo entre las más descargadas para iPad. Inicialmente solo funcionaba para iPad. Sigue siendo un programa exclusivamente para los aparatos de Apple, pero ya se puede usar en el iPhone. La compañía de la manzana, poco dada a piropos, la reconoció como la mejor aplicación de 2010. Se ha convertido en el modelo a seguir por el resto de competidores. Su secreto está en la integración. Además de ofrecer contenidos escogidos de diferentes publicaciones adapta lo compartido por los contados de Twitter, LinkedIn y Facebook. También las fotos de Flickr e Instagram.