miércoles, 4 de abril de 2012

“Hugo Chávez está destruyendo la libertad de expresión”

No todo lo que brilla es oro en Venezuela. A la carencia económica se suma las estatizaciones y las intervenciones a los pocos medios de comunicación independiente. Marciel Granier, presidente del directorio de Radio Caracas Televisión (RCTV), en visita al Perú así no los confirma. Para este empresario periodístico, las próximas elecciones venezolanas serán decisivas para el futuro de su país.


- Después de que el gobierno decidera no renovarle la licencia a Radio Caracas Televisión (RCTV), ¿qué le pasó por la cabeza

- El repentino cierre de Radio Caracas Televisión en el 2007 fue un golpe duro, no solo para nosotros que buscamos siempre hacer una televisión objetiva, con principios y valores que transmitíamos, sino también para nuestros televidentes que se sorprendieron con dicha medida. Los días previos al cierre tuvimos una serie de reuniones con los funcionarios del mismo gobierno, ellos insistían en no querer renovarnos la licencia con argumentos vagos e inconsistentes.

- ¿Qué argumentos eran esos?

- El Ministerio de Transportes nos puso como excusa de que nuestra frecuencia radioeléctrica estaba siendo reservada para un próximo canal estatal que estaban preparando, es decir a pesar que desde el 2002 – fecha en que iniciamos nuestra renovación de nuestra licencia- ya el gobierno nos había puesto la cruz.

- ¿Y en qué momento comenzaron los ataques?

- Recuerdo que en uno de nuestros programas políticos comenzamos a cuestionar las nefastas acciones como los procesos fraudulentos de las nacionalizaciones de las empresas trasnacionales como la compañía Envases Internacional y Aventuy, fabricantes de envases de aluminio y cartón para alimentos, respectivamente, sin precisar a sus dueños el porque de su intervención, a esto le sumamos una decena de pequeñas entidades financieras que fueron saqueados y quebrados.

- En esas condiciones, ¿se puede hacer periodismo en Venezuela?

- Es prácticamente imposible. Las censuras son el pan de cada día en un país que se cae en pedazos – democráticamente hablando. En la actualidad solo está en el aire seis canales de televisión abierta de los cuales los más conocidos ya están en la cuerda floja.

- ¿De qué canales estamos hablando?

- Dentro de los más conocidos está Globovisión, que en estos momentos viene siendo hostigada por el gobierno después que no quizo transmitir un mitin del presidente Chávez. Otro de los medios es Venevisión que en diciembre próximo se le está venciendo la licencia, y justamente cuando estamos a puertas de la elecciones presidenciales de octubre.

- ¿En el Perú se está rumoreando que las próximas elecciones van a ser una de las más duras por la coyuntura en la se presenta?

- Claro que sí. Ahora estamos en Venezuela iniciando la campaña electoral que entrará en la historia por ser una de las más oscuras y tenebrosas que nunca ha existido en América Latina.

- ¿Se refiere a que van a tener que remar contra la corriente, teniendo en su contra a todas las instituciones gubernamentales que les van a poner trabas en el camino?

- Y vaya que lo estamos sintiendo. Tener a un Poder Judicial digitado por Chavéz, en la que estamos siendo investigados por una serie de delitos inexistentes, a esto hay que sumarle la imparcialidad del Poder Electoral que nos tiene tildados como miembros de la ultraderecha conservadora que quiere retornar al poder para regalar el país a las empresas trasnacionales.

- ¿Pero hay algo de cierto en esas acusaciones?

- Son absolutamente desproporcionadas. El actual candidato a la presidencia de Venezuela, Henrique Capriles Randonsky, es un ex diputado y actual gobernador del estado de Miranda, con un amplio prestigio y muy querido en gran parte de Venezuela.

- Hay que señalar que Capriles es dueño de dos medios de comunicación (Cadena Capriles y Cinex), así como empresas en los sectores de servicios e inmobiliarios. ¿No cree que usted que puede existir un conflicto de intereses?

- Lo que usted acaba de mencionar es lo que el gobierno trata de difundir con el único objetivo de confundir a la población. Si bien es cierto que la familia Capriles es dueña de estos medios, ellos se han mantenido al margen de todo tipo de favoritismos que induzcan a pensar de que exista en conversado entre los empresarios.

- ¿Es cierto o no de que existen acuerdos entre las empresas que fueron expropiadas por el gobierno venezolano para financiar la campaña de Capriles?

- Falso. En Venezuela estamos siendo víctimas de una campaña de atemorización por parte de un grupo paramilitar que están encargados de realizar reglajes y sembrar información falsa en la opinión pública – una de ellos es lo que usted acaba de comentar.

- Dentro de las propuestas de Henrique Capriles, ¿cuál se puede resaltar?

- Venezuela es un país lleno carencias y desigualdades que se han venido agudizando estos últimos años productos de nefastas medidas populistas que nos están llevando al colapso financiero y moral. Lo primero que está proponiendo es recuperar los valores con un programa de inclusión social y el respeto a los derechos fundamentales. En lo económico – reactivar una economía social de mercado abierto a las inversiones extranjeras que generen divisas para mejorar en los sectores de salud y educación.