miércoles, 29 de diciembre de 2010

El cine latinoamericano se lució en el mundo en 2010

La Teta Asustada y el Secreto de sus Ojos son solo dos películas latinoamericanas que dieron a conocer al mundo que en esta parte del continente también se sabe hacer cine, y del bueno

Mejor año para la cinematografía latinoamericana no pudo ser. De las cinco cintas denominadas para la categoría de Mejor Película Extranjera para llevarse el Oscar en el 2010, dos eran de Sudamérica. La Teta Asustada de la peruana Claudia Llosa y el Secreto de sus Ojos del argentino Juan José Campanella. Al final esta última se alzo con la estatuilla dorada.

El triunfo de El secreto de sus ojos no hizo más que confirmar la buena racha de una cinta que ya había cosechado unas pocas semanas antes el Goya a la Mejor Película Hispanoamericana e instalar en boca de la meca de la industria del cine a América Latina.

Una esperanza renovada después de que la chilena La nana, nominada a la Mejor Película Extranjera en la antesala de los Oscar, los Globos de Oro que entrega cada año la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, se fuera con las manos vacías.

Premios desviados

Sin embargo, y a pesar de que los más importantes festivales clase “A” tuvieron este año al menos una película latinoamericana en su competencia internacional, los Osos, Leones, Palmas y Conchas a la Mejor Película se fueron a otros continentes, como Asia y Europa, y a Estados Unidos.

Tal fue la suerte en Berlín de la argentina Rompecabezas, de Natalia Smirnoff; de la mexicana Biutiful, de Alejandro González Iñárritu, en Cannes, basada en la historia de un hombre que consigue trabajos a los inmigrantes sin papeles en España; de la chilena Post Mortem, de Pablo Larraín, en Venecia, ambientada en el golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende en 1973 y de la mexicana Chicogrande de Felipe Cazals y argentina Cerro Bayo de Victoria Galardi en San Sebastián.

Si bien todas ellas integraron las competencias internacionales, se quedaron sin el gran premio, exceptuando el de Mejor Actor en que se llevó el español Javier Bardem por su papel en Biutiful en Cannes.

En segunda línea destacó además el Premio Horizontes Latinos a Abel, de Diego Luna en San Sebastián.

Ni siquiera en el Festival de Mar del Plata, único clase “A” de América Latina, emergió como ganadora una de las tres cintas argentinas, las únicas representantes latinoamericanas en competencia internacional.

Pero eso no significa que la presencia del cine latinoamericano en el resto de las competencias y secciones paralelas de los certámenes no fuera significativa, incluso con representantes de países en los que su industria cinematográfica es pequeña, como Perú, Venezuela o Uruguay.

Del país de los incas habría que agregar los triunfos que han cosechado hasta el momento, películas como Contracorriente y Octubre, siendo la primera la que más cerca está de ser seleccionada para competir –como lo hizo este año la Teta Asustada- por el Oscar como Mejor Película Extranjera para el 2011. (DPA)

DATOS

1.- Contracorriente del director Javier Fuentes ha ganado 15 premios en diferentes festivales de Holanda, Estados Unidos, Colombia, Irlanda, Canadá, y otros.

2.- Gracias a los diversos galardones cosechados por esta película, ha sido preseleccionada para la próxima edición de los premios de la Academia.

3.- Juntamente con Contracorriente figuran la mexicana Biutiful; Lula, hijo de Brasil; y la argentina Carancho.

4.- Este 25 de enero se anunciará a los candidatos finales en todas las categorías. Se tiene previsto que la premiación se realice el domingo 27 de febrero en el Teatro Kodak de los Ángeles, Estados Unidos.