miércoles, 1 de diciembre de 2010

Hay congresistas del partido que solo buscan satisfacer sus intereses personales

- Revisando la historia del país, los partidos políticos siempre para su sobrevivencia han necesitado de un caudillo. Crees que en pleno siglo XXI aún seguimos viviendo esta situación

- Lamentablemente seguimos con el caudillismo

- A su juicio, ¿cómo hacemos que los partidos no dependan de una persona? ¿Qué se renueven como sucede en Estados Unidos? ¿Es tan difícil lograr ello?

- Difícil no. Lo que falta son decisiones y acciones. No olvidemos que siempre existe una élite que te va prohibir ir más allá de lo que tu quieres. En mi caso, por ejemplo, después de tantos años recién vengo saliendo a los medios. Y estoy segura que así como a mí muchos políticos jóvenes de diferentes partidos tenemos los mismos o iguales problemas de poder hacer pública nuestras ideas.

- Durante la década de los 90, Fujimori critico mucho a los llamados partidos tradicionales a quienes acusó de no tener valores. ¿Qué hay de cierto en todo esto?

- Los valores siempre deben existir dentro de un partido, lo que pasa es que estos no se han difundido y en muchos casos no se han practicado porque simplemente hay gente que primero busca satisfacer sus apetitos personales que ver por el desarrollo y el bienestar del país.

- ¿Esos apetitos personales se ven en los partidos políticos del país?

- De otras organizaciones no podría asegurarle por más que las evidencias digan que sí, pero de mi partido le aseguro que si existen esos apetitos

- Dentro de ese grupo de personas que no piensan en el desarrollo están los congresistas del PPC

- Así es. No serán todos, pero los hay.