jueves, 9 de diciembre de 2010

Manipular estos artefactos puede llevarte a la muerte

“Tenga mucho cuidado al momento de comprar algún pirotécnico”, son las recomendaciones que nos da el director de Control Operativo de la DICSCAMEC, Fernando Ramírez, quién nos explica que su dependencia viene realizando un trabajo de inteligencia para detectar talleres clandestinos que se dedican a la fabricación de estos aparatos pirotécnicos muy solicitados en esta época del año.

“Estos productos son fabricados empíricamente sin ningún tipo de conocimiento en explosivos, por lo que muchos de ellos exceden el contenido de pólvora permitido lo que los hace más peligroso debido a que puede llevarte a la muerte”, revela.

Agrega que en el mercado local existe en la actualidad un sin número de productos que circulan libremente en su mayoría en los conos de la capital, en donde según los trabajos de inteligencia se encuentran la mayoría de talleres que se dedican a este ilegal negocio.

Ferias las únicas autorizadas

“En el Perú, los únicos lugares en donde si está permitido la comercialización de productos pirotécnicos debidamente supervisados son la Ferias navideñas”, revela Ramírez. Sostiene que estos establecimientos temporales cuentan con la autorización de la DICSCAMEC, ya que han cumplido con una serie de requisitos impuestos por la ley.

Lugares de comercialización

Para el director operativo de la DICSCAMEC, los lugares donde se han detectado estos talleres son los conos de la capitales como: Piedra Lisa, Santa Anita, San Juan de Miraflores y Carabayllo, en donde muchos de estos talleres se encuentran en la intemperie, haciéndolo aún mucho más peligroso no solo para los fabricantes sino para las casas aledañas.

Medios de comunicación

El trabajo de concientización sobre los peligros que encierra que los niños y adolescentes estén manipulando estos artefactos conlleva a un apoyo invalorable de parte de los medios de comunicación, sostiene Fernando Ramírez. Sin ellos, dice, ninguna campaña tendría éxito.

El funcionario manifestó que basta ya de ver a niños mutilados por culpa de una ratablanca. “Tengamos presente que si no es hoy mañana pueden ser nuestros hijos los que pierdan uno o más dedos en el mejor de los casos y en el peor, hasta la vida”, sentenció.