miércoles, 1 de diciembre de 2010

Sepa identificar si su medicamento es falsificado

Para saber cómo un medicamento puede llegar a ser falso, el Ministerio de Salud pone en conocimiento las siguientes recomendaciones:

- El consumidor deberá asegurarse que el envase describa el nombre del producto, el laboratorio elaborador, la fecha de vencimiento y número de lote, además del número de certificado autorizante emitido por la DIGESA

- Adquirir los medicamentos sólo en farmacias debidamente habilitadas (por ningún motivo en ambulantes)

- No comprar medicamentos en la vía pública o a través de Internet.

- No adquirir productos cuyos dispositivos de seguridad (lacres, precinto de seguridad, etc.) hayan sido violados.

- Verificar la integridad y calidad de los empaques.

- Desconfiar de aquellas unidades (cajas, frascos, etiquetas, ampollas, prospectos, etc.) que contengan tachones, enmiendas o signos de haber sufrido la eliminación de leyendas, logotipos y/o etiquetas.

- Los farmacéuticos, al momento de adquirir medicamentos a los laboratorios (por cuenta propia o a través de las distribuidoras debidamente habilitadas), se debe solicitar a los mismos la correspondiente habilitación sanitaria.

¿Qué fármacos son los más falsificados?

Los medicamentos más falsificados son los antiinflamatorios de reconocidas marcas, como Apronax. También los que son para el dolor de cabeza (Panadol, Dolocordralan, Excedrin), estómago (Bactrín), mentruales (Ponstan), fiebre (Aspirina), etc. Le siguen los multivitamínicos (tonificantes para la cabeza, anemia y otros).