miércoles, 29 de diciembre de 2010

Lo que nos dejó el 2010

Si bien el año que se va empezó mal para el país con la tragedia del Cusco finalmente cerró con broche de oro gracias al Premio Nobel de Literatura obtenido por nuestro laureado escritor Mario Vargas Llosa. Mientras para nosotros el 2010 fue relativamente bueno, lo mismo no podríamos decir de Haití y Chile que fueron sacudidos por fuertes terremotos

El 2010 no pudo empezar peor para el país. Producto de los desordenes climatológicos que viene sufriendo el Perú desde hace algunos años, en el mes de enero el departamento del Cusco sufrió fuertes lluvias que causaron deslizamientos de lodo e inundaciones. Producto de ello, esta región tuvo pérdidas económicas que alcanzaron los 680 millones de soles.

Asimismo, se perdieron 107 millones de soles (37 millones de dólares) por la caída de casas, 82 millones de soles (28 millones de dólares) en centros de salud y colegios, 54 millones (18 millones de dólares) en daños a los sistemas de riego y 26 millones (9 millones de dólares) por campos de cultivo inundados.

A pesar de estas cuantiosas pérdidas, el sector más afectado fue sin duda el turismo. Por efecto de las intensas lluvias las empresas del rubro dieron vacaciones forzadas a 17.000 trabajadores, que representan un 70 por ciento de su fuerza laboral. La llegada de turistas asimismo cayó de 7, 684 personas que arribaron al Cusco días antes de la tragedia a 3,227 cuatro semanas después.

Tras reponernos de las intensas lluvias que afectaron el sur del país, principalmente el Cusco, una fuerte ola de frio azotó gran parte de nuestro territorio afectando lamentablemente a los que menos tienen. Según cifras de la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud al menos murieron este año unas 410 personas, de los cuales casi el 50 por ciento corresponden a menores de cinco años.

Sin embargo no todo fue malo para el país. Como muy pocas veces se ha dado, podemos afirmar que este año tuvo mayores cosas positivas que negativas.

A fines de enero desde los Estados Unidos una modesta cinta peruana llamada la Teta Asustada alcanzó por primera vez estar muy cerca de ganar un Oscar. Claudia Llosa, su productora, logró como nunca hacer que los peruanos después de muchos años estuviéramos prendidos de la televisión. Si bien no ganamos, el simple hecho de haber estado presente en la meca de la cinematografía mundial es de por si un éxito que felizmente otras películas nacionales como Contracorriente, Paraíso y Octubre vienen siguiendo.

La reciente aprobación de la ley del cine alimenta las esperanzas de ver a muchos películas peruanas compitiendo en los diferentes festivales internacionales. No cabe duda que los mayores recursos económicos que se tendrá producto de esta norma permitirán que lo conseguido por la Teta Asustada no sea un logro aislado. Ahora solo queda que nosotros apostemos por lo nuestro asistiendo masivamente a todos los filmes nacionales.

Los reyes de la ola

Este año por primera vez en la historia del deporte peruano un equipo nacional consiguió un título mundial. Nuestra selección de surf se coronó como la mejor. Fueron ocho tablistas que lucharon hasta el final ante 32 países. El grupo estuvo conformado por Sofía Mulanovich y Analí Gómez; Gabriel Villarán, Javier Swayne, Mathías Mulanovich y Cristóbal De Col. Todos ellos ostentaron varios títulos individuales pero esta vez demostraron que no solo son capaces de obtener medallas para así mismos sino también para su equipo.

Kina dinamita

Nuestra campeona Kina Malpartida defendió su título contra la colombiana Liliana Palmera apodada la “Tigresa” a quien ganó por decisión unánime a pesar de haber caído en el segundo round producto de un certero derechazo. Desde que Kina ganó la corona de la Asociación Mundial de Boxeo ha peleado en tres oportunidades. La primera fue frente a la brasileña Halana Dos Santos a quien ganó por KO técnico en el séptimo round. Posteriormente expuso su título frente a la boxeadora británica Lindsay Scragg con quien peleo en el Bank Arena de Ontario, California. Se anuncia para enero del 2011 una nueva defensa, probablemente sea contra Olivia Gerula en la ciudad de Lima.

Escribe: Raúl Vela Carhuas