miércoles, 29 de diciembre de 2010

Se hizo justicia

Reza el refrán que la justicia tarde pero llega. El 20 de abril de 2010 la Sala Penal Nacional integrada por los vocales Loli Bonilla, Vidal La Rosa Sánchez y Amaya Saldarriaga, decidieron unánimemente luego de una exhaustiva investigación confirmar la resolución de fecha 11 de noviembre del 2009, señalaba que no existen razones o argumentos para iniciar acción penal contra la Comunidad Cristiana del Espíritu Santo. De esa manera, la denuncia interpuesta por Vilma Meléndez y la Fiscalía quedó archivada.

De acuerdo con el abogado de la Comunidad Cristiana, José Flucker, la denunciante no pudo probar, ni siquiera inicialmente, las acusaciones que hizo contra la iglesia, por tanto, la denuncia era falsa. Así lo entendió el juez, dice, por eso llegó a la conclusión de que no existían razones para iniciar un juicio, en otras palabras, el caso está terminado, y no hay nada que se pueda hacer. Así de simple y claro.