miércoles, 15 de diciembre de 2010

“Falta voluntad política para solucionar el problema de la salud”

Para nadie es un secreto que la salud en el Perú está enferma. Si bien se ha dado un paso muy importante con la construcción de hospitales en casi todo el país, esto no es un indicativo que se esté solucionando el problema. Esa es la perspectiva que tiene el Decano del Colegio Médico del Perú, Ciro Maguiña, quién en la presente entrevista hace un análisis de este sector


- ¿Cómo ve el sector salud?

- Si hacemos un recuento de todo lo que ha pasado y lo ponemos en un balance el resultado es positivo de forma parcial.

- ¿Por qué parcial, existe algo que no estuvo bien?

- Hay que reconocer los logros de este gobierno, pero también los errores que se han venido cometiendo sistemáticamente y de manera poco planificado y que si no se corrige de inmediato podría traerse abaja todo el sistema de salud.

- Está refiriendo al SIS que ahora es AUS (Aseguramiento Universal de Salud)

- Exacto. Aún así seriamos mezquinos en no reconocer que la implementación de este sistema de atención a los más necesitados es de mucha ayuda, pero hay que señalar que el gobierno no está haciendo nada para sostenerlo a través del tiempo.

- Habla usted de los 144 millones que le debe el estado al MINSA

- Es una cantidad considerable que si no se soluciona se podría traer abajo todo el sistema de salud que existe en la actualidad. La ley es buena pero no está siendo bien usada y podría colapsar. Ahora a esto debemos sumarle los 30 mil policías que también tendrían atención gratuita.

- ¿Cree usted que esto se debería a una falta de voluntad política por parte del gobierno?

- Esto es una decidía que debió solucionarse hace tiempo. El dinero existe solo hay que canalizarlo de manera correcta. Si se dice que el Perú está creciendo de forma sostenida entonces por qué no se ve reflejada en un eficiente sistema de salud que no distinga condición ni raza.

- ¿En qué se estaría fallando?

- Fundamentalmente es dos puntos. La pésima distribución del dinero en las altas esferas del gobierno; y el bajo nivel mostrado por nuestras autoridades en materia de gestión pública. Corrigiendo estos puntos se daría un gran paso en lo que a salud se refiere.

- El Boom de la construcción de los hospitales que viene haciendo el gobierno, qué opinión le merece

- Quizá sea un espejismo que nos quieren hacer creer, no todo es color de rosa. A pesar de las construcciones que se viene haciendo a nivel de hospitales llevamos un retraso de unos 75 años con respecto a otros países de la región, esa es una deuda histórica que tiene el estado con la sociedad.

- ¿Pero hay que reconocer que se ha hecho esfuerzos por mejorarla?

- No es suficiente tener modernos hospitales, lo que importa es que esos centros brinden un servicio de calidad. De que vale tener mucho fierro y cemento si la atención es pésima.

- ¿Está desmereciendo la labor que se viene realizando?

- No estoy desmereciendo nada, digamos que es un logro pequeño, pero no está solucionando el problema principal. No se puede permitir que médicos y enfermeras estén laborando en pésimas condiciones y mal remunerados, es por eso que no existen médicos en ciudades importantes del interior del país.

- ¿Me da a entender que en el Perú existe un déficit de galenos?

- Es cierto y los comprendo, nadie quiere irse a trabajar a esos lugares con un salario mísero.

- ¿En qué regiones están faltando médicos?

- Existen muchas zonas, por ejemplo en Tacna no existen ginecólogos, oftalmólogos, dermatólogos ni traumatólogos, por nombrar algunos. Muchos de los médicos deciden emigrar a otros países donde si valoran su trabajo.

- Entonces existe una fuga de talentos en el Perú

- Miles de médicos se van a Europa, USA, Canadá, etc., pero no solo son doctores, sino también profesionales de la salud como enfermeras, obstetrices, entre otros.

- ¿Qué le pediría al próximo gobierno en materia de salud?

- Una reforma total del sistema de salud que consistiría en duplicar el presupuesto para el sector; que el aseguramiento universal sea real y total modificando la ley de raíz. Asimismo que se elimine el CAS (Contrato administrativo de Servicios), se nombre a los profesionales de la salud contratados por la modalidad antes mencionada para así evitar fugas de talentos, y finalmente que en las regiones se haga una capacidad de gestión.

Escribe: Raúl Vela Carhuas